La hidrosfera terrestre

ejercicios sobre la hidrosfera

¿QUÉ ES LA HIDROSFERA TERRESTRE Y CUÁL ES SU ORIGEN?

Cuando la tierra se formó hace 4,500 millones de años, la atmósfera estaba formada principalmente por vapor de agua, dióxido de carbono, nitrógeno y casi nada de oxígeno. La actividad volcánica continua, en el periodo posterior a la formación de la tierra, cambió la composición de la atmósfera. El incremento en la emisión de gases debido a la actividad volcánica, produjo un efecto invernadero que retuvo la cantidad exacta de calor proveniente del sol para mantener la temperatura superficial de la tierra por encima del punto de congelación.

El vapor de agua fue añadido a la atmósfera no solamente por actividad volcánica, sino también a través de los constantes bombardeos de meteoritos que trajeron más agua a la tierra. Conforme la superficie de la tierra se fue enfriando y solidificando, este vapor de agua se fue condensando y acumulando en la superficie, formando los primeros océanos.

LA HIDROSFERA: ESTADOS Y CICLOS DE TRANSFORMACIÓN

El agua se encuentra en muchos lugares de la tierra, en su superficie, entre las rocas por debajo de la superficie y en el aire. Todo este agua está incluida en una capa conocida como la hidrosfera. Esta capa se encuentra sobre la superficie terrestre, pero también se extiende a algunos kilómetros por debajo de la superficie, y hasta algunos kilómetros por encima de la misma.

Este agua contenida en la hidrosfera puede encontrarse en los tres estados del agua. En la forma líquida podemos encontrarla como océanos, lagos y ríos que se encuentran en la superficie de la tierra, mientras que bajo la superficie la podemos encontrar en forma de ríos subterráneos, pozos y acuíferos.  En estado gaseoso podemos encontrarla como nubes y niebla. Finalmente en estado sólido, podemos encontrarla en forma de glaciares, capas de hielo e icebergs; esta última forma de la hidrosfera es conocida como criosfera.

la hidrosfera

La mayoría del agua en la tierra, aproximadamente el 97%, es salada y se encuentra en los océanos. El restante 3% es agua dulce. Dos terceras partes del 3% del agua restante están congeladas en glaciares y capas polares, por lo que solo el 1% está disponible como agua dulce líquida para consumo humano.

Este líquido se mueve a través de la hidrosfera en un ciclo gracias a diferentes procesos que permiten que el agua pase de unas partes de la hidrosfera a otras, en algunos casos con cambio de estado incluido. Dichos procesos son: evaporación, evapotranspiración, condensación, precipitación, infiltración y escorrentía.

El agua se evapora desde dentro del suelo, de la vegetación y de los cuerpos de agua (por ejemplo ríos, lagos y océanos). Este agua evaporada se acumula como vapor de agua en las nubes y regresa a la tierra como lluvia o nieve. El agua que se precipitó regresa a la tierra, se infiltra en el suelo para llegar a los ríos subterráneos o corre sobre la superficie de la tierra en ríos o arroyos, y finalmente va a dar al mar. El agua también es absorbida por seres vivos, como las plantas, que a través de procesos como la evapotranspiración y la fotosíntesis la devuelven a la atmósfera en forma de gas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR