Las libélulas son insectos grandes con colores brillantes y variados y ojos grandes y bulbosos. También tienen cuerpos largos y alas transparentes. Se cree que existen más de 5.000 diferentes de libélulas.

Estos insectos se caracterizan también por lo grandes que son sus alas, a la vez que planas y de colores muy llamativos, algo que variará dependiendo de la región y de la especie.

Como todos los insectos, el cuerpo de la libélula está formado por tres secciones distintas, que son: la cabeza, el abdomen y el tórax, además de un exoesqueleto y seis patas. La cabeza de una libélula es la parte más corta de su cuerpo y tiene dos antenas cortas, pero en total su cuerpo puede llegar a medir  El cuerpo total de una libélula mide entre 2’5 y  unos 10 centímetros de largo.

A pesar de sus patas, la libélula no es un insecto que pueda caminar bien, por lo que prefiere volar, algo que sí hace muy bien y muy rápido. ¡Incluso pueden volar hacia atrás!

A la hora de reproducirse las libélulas ponen de cientos a miles de huevos, pudiendo llegar a eclosionar algunos a los pocos días o tras varias semanas. Una vez nacidas, las crías de libélulas (o ninfas) permanecen debajo del agua, pues aún no tienen la madurez suficiente para salir. Allí, dentro del agua, las ninfas pueden llegar a mudar (cambiar su exoesqueleto por otro nuevo) varias veces. Finalmente estas ninfas salen a la superficie hasta que su sistema respiratorio se va adaptando a lo que será su nueva vida. Por último buscarán un refugio para volver a mudar hasta incorporarse definitivamente a su edad adulta, un período que durará apenas unos meses, lo que quiere decir que una libélula en realidad pasa la mayor parte de su vida siendo cría y no adulta.

que son las libélulas

 

Qué comen las libélulas

Las libélulas son animales carnívoros que se alimentan fundamentalmente de otros insectos, sobre todo de moscas y mosquitos, que son su plato favorito. Otros insectos que también pueden llegar a comer son las polillas, las mariposas o incluso otras libélulas de tamaño pequeño.

Las larvas, que viven en el agua, comen casi cualquier ser vivo que sea más pequeño que ellas, aunque las larvas de mayor tamaño pueden llegar a comer incluso peces pequeños, en algunas ocasiones. Las sanguijuelas también son un alimento apreciado por las libélulas.

Estos insectos tienen además un sistema de caza y depredación bastante complejo, en el que sus ojos cumplen un papel primordial y por eso son ojos compuestos de miles de ojos de menor tamaño gracias a los cuales pueden mirar en múltiples direcciones.  Las patas de la libélula también tienen su papel, ya que es lo que utilizan para atrapar a las presas. ¿Sabías que incluso pueden comer mientras vuelan?

 

 Dónde viven las libélulas

Las libélulas se pueden encontrar en cualquier parte del mundo, aunque casi siempre en zonas que tengan agua cerca y en los que haga muy buena temperatura o un calor algo más extremo. Recordemos que una libélula pasa la mayor parte de su vida siendo cría y dentro del agua, por eso es habitual que siempre vivan en zonas con masas de agua próximas y de agua limpia.

  

Otros datos curiosos sobre las libélulas

  • Las libélulas son muy buenas cazadoras, con una tasa de éxito del 95% en la captura de sus presas.
  • Son muy importantes para mantener a las plagas de mosquitos a raya, ya que disfrutan mucho alimentándose de ellos, sobre todo cuando observan mucha abundancia.
  • Las libélulas no son insectos que puedan atacar a las personas con mordeduras ni picaduras, por lo que son inofensivas.
  • Las libélulas disfrutan mucho del sol, sobre todo por las mañanas, algo que les sirve como una inyección de energía para afrontar su día y poder volar.
  • Las libélulas son insectos muy antiguos, aunque al parecer en la prehistoria su tamaño era bastante más grande que el de hoy en día.
  • Este tipo de insectos son consumidos como alimento en diferentes partes del mundo.
  • Al ser insectos tan antiguos son muchas las leyendas que circulan sobre ellas, como la que dice que si una se aproxima a tu cabeza te traerá suerte. ¡Incluso algunas culturas creían que eran dragones!

donde viven las libélulas


Volver