Los tiburones son los depredadores más grandes y feroces del océano. Son peces gigantes que pueden crecer hasta los 6 metros de largo y llegar a unos 2.000 kilos de peso. Los grandes “tiburones blancos” están en la cima de la cadena alimenticia del océano, aunque aun así existen otros animales que pueden atacarles, como por ejemplo las orcas y otros grandes tiburones de su misma especie.

Los tiburones blancos tienen unas mandíbulas muy poderosas llenas de muchos dientes larguísimos. Estos tiburones tienen una parte inferior blanca, pero son más oscuros en la parte superior, lo que les da algo de camuflaje frente a las presas, pudiendo mezclarse con el fondo marino oscuro cuando se ven desde arriba y con la superficie brillante cuando se ven desde abajo.

Los grandes tiburones blancos tienen tres aletas principales:

  • Aleta dorsal: está en la parte superior y puede sobresalir del agua como en las películas.
  • Aletas pectorales: existen dos, una a cada lado del tiburón.
  • Aleta caudal: esta aleta está en la cola del tiburón.

 

Una de las razones por las que los tiburones, incluidos los grandes blancos, son tan buenos cazadores es porque tienen excelentes sentidos, incluido el olfato, el oído y la vista. También tienen un sensible sentido electro-receptivo llamado “Ampolla de Lorenzini”. Su sentido del olfato es tan bueno que pueden detectar sangre en el agua hasta a 4 kilómetros de distancia o más.

La piel del tiburón está hecha de pequeñas escamas que apuntan hacia la cola, y esto hace que su piel pueda nadar y permanecer en el agua sin que se ralentice su ritmo. Los tiburones han evolucionado mucho durante millones de años y existen casi 500 especies diferentes. ¡No todas son igual de grandes! El tiburón ballena es la especie más grande, que puede crecer hasta los 20 metros de largo.

¿Sabías que no todos los tiburones viven en el mar? Algunos de ellos viven en ríos, como el tiburón toro, el tiburón diente de lanza o el tiburón río. El caso del tiburón toro es uno de los más especiales, pues es capaz de adaptar su sangre a las condiciones del hábitat en el que se encuentre.

 

Qué comen los tiburones

Los tiburones son animales carnívoros que comen otros animales. Los tiburones blancos que son más jóvenes se alimentan principalmente de otros peces, como el atún. Sin embargo, a los grandes tiburones blancos adultos les gusta cazar mamíferos como leones marinos y focas. Incluso se sabe que son capaces de derribar ballenas, delfines y aves marinas. Y es que no tienen problemas con el tamaño, porque los tiburones no mastican su comida, sino que arrancan grandes trozos de carne tragándoselos enteros.

 

Dónde viven los tiburones

Los grandes tiburones pueden encontrarse en cualquier océano del mundo, aunque en unos hay más probabilidades que en otros. ¿Esto cómo se explica? Pues fundamentalmente por la temperatura del agua, aunque no todos los tiburones tienen las mismas preferencias. Un tiburón puede cambiar su área de vida en busca de comida de forma muy rápida y  algunos viven en aguas cálidas, y otros en templadas o frías.

A menudo se encuentran cerca de Japón, Australia, Sudáfrica y ambas costas de los Estados Unidos. Pero lo cierto es que los tiburones no se aferran a ningún territorio en particular. De hecho, en la actualidad, y por causas como la contaminación, muchos tiburones se han visto obligados a migrar y a adaptarse a la búsqueda de comida en zonas a menudo inusuales para ellos.

 

Otros datos interesantes sobre los tiburones

  • Las crías de tiburón son bastante grandes cuando nacen, midiendo aproximadamente 1’5 metros de largo.
  • Las madres no solo no cuidan a los cachorros al nacer, sino que a veces incluso tratan de comérselos.
  • Algunos tiburones blancos pueden localizarse nadando en zonas de Sudáfrica o en zonas de Australia… ¡No se cansan de nadar!
  • Pueden ser grandes, pero esto no les resta velocidad: ¡pueden alcanzar velocidades de hasta 65 kilómetros hora mientras nadan!
  • El tiburón se considera un animal vulnerable en la lista de animales en peligro de extinción, y están protegidos en algunas áreas por causas como la caza furtiva.
  • Los tiburones tienen una vida más bien larga dentro de la media del reino animal, pudiendo superar los 25 años de vida.
  • Cuando nace un tiburón bebé ya tiene dientes y puede nadar y defenderse por sí mismo de inmediato. ¡¿No es increíble?!
  • Los tiburones nunca se quedan sin dientes, porque tienen entre 5 y 15 hileras de ellos dispuestos en capas. Y si se les rompe algún diente les sale uno nuevo en un solo día. ¿No es alucinante?
  • Mucha gente ha desarrollado miedo a los tiburones, fundamentalmente por las películas, pero lo cierto es que a los tiburones no les gustan los humanos y solo atacan cuando se sienten en peligro o amenazados. ¡Pueden llegar a confundirnos con focas!
  • ¿Sabías que los tiburones pueden poner los ojos en blanco para protegerlos?