Arte barroco y rococó

ORIGEN Y CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

El barroco es un estilo de arte situado entre los estilos (o épocas) del Renacimiento y del Neoclasicismo. Esto significa que duró, desde aproximadamente el año 1575-1600, hasta el 1750-1770. El movimiento comenzó en Italia y luego se extendió a otros países católicos de Europa hasta tal punto, que terminarían adoptándolo finalmente también los países protestantes.

La era barroca también a veces se divide en tres fases aproximadas:

  • Barroco temprano: 1590 – 1625.
  • Alto barroco: 1625 – 1660.
  • Barroco tardío: 1660 – 1725.

El término “barroco tardío” también se usa a veces como sinónimo de “Rococó”, una de las etapas de la arquitectura barroca y la última fase del barroco especialmente en Francia y España.

El período barroco comenzó concretamente en la ciudad de Roma en un momento en el que la Iglesia Católica estaba muy enfocada en difundir sus creencias al pueblo porque el movimiento protestante parecía avanzar a buen ritmo. La Iglesia Católica, entonces, decidió que el arte era una excelente manera de hacer llegar su mensaje a las personas de cualquier lugar, incluso a aquellas que no sabían leer (que eran la mayoría de las personas en aquella época), ya que igualmente podían entender las imágenes. La Iglesia, en definitiva, quería tener y hacer llegar al mundo muchas pinturas de escenas bíblicas con las que la gente pudiera identificarse.

El estilo barroco continuó donde lo había dejado el Renacimiento. Quizás recuerdes cómo los pintores renacentistas creaban muchos retratos y pinturas religiosas…Pues los pintores barrocos hicieron lo mismo, y para que sus escenas bíblicas fuesen familiares para la gente, artistas como Ribera usaron a personas reales como modelos para sus figuras religiosas. A lo largo de este período, reyes como Luis XIV de Francia, estaban centralizando el poder en la monarquía a expensas de la nobleza provincial. El proceso a menudo enriquecía la corona, y reyes y reinas encargaban obras de arte y contrataban artistas, escultores y arquitectos para crear piezas con las que glorificar la corona y la monarquía.

Pero los artistas barrocos querían mostrar también la vida como realmente era, y a menudo pintaban escenas que tenían lugar con luz brillante sobre fondos oscuros, algo que es especialmente notable en los bodegones de Cotan. Los artistas además exploraban la tensión, la emoción y la expresión usando detalles y luz para crear un estado de ánimo y enviar mensajes a través de una obra de arte, aunque muchas obras terminaban reduciendo dichos mensajes a cuestiones morales y éticas.

ARQUITECTURA Y ESCULTURA DEL BARROCO

En la arquitectura barroca se hizo un nuevo énfasis en las columnas, en las cúpulas, en la luz y la sombra (con claroscuros), en los efectos de color ‘pictóricos’ y el juego de volumen y vacío… y fue acogida con entusiasmo en el centro de Alemania, Austria, Rusia e Inglaterra. Muchos ejemplos de arquitectura barroca y urbanismo se encuentran también en otras ciudades europeas e incluso en América Latina, a menudo como consecuencia de la presencia de los españoles en las colonias.

La arquitectura y la escultura (como las fuentes de Bernini) dan un ejemplo muy claro de las características recargadas del estilo barroco. De hecho, Bernini fue sin duda el escultor más importante del período: se acercó a Miguel Ángel, esculpió, trabajó como arquitecto, pintó, escribió obras de teatro, organizó espectáculos… y dejó de manifiesto en su trabajo su virtuosismo en el tallado de mármol y su capacidad para crear figuras que combinaban lo físico y lo espiritual. También fue un buen escultor de retratos de busto con gran demanda entre los poderosos.

PINTURA DEL BARROCO

Para muchos artistas barrocos, el nuevo concepto más importante era la luz y la sombra. Los artistas barrocos continuaron enfocándose en pintar objetos de la manera más realista posible, pero tan importante como la atención a los detalles naturalistas fue asegurar que esas figuras reflejaran la luz y las sombras de manera apropiada.

Es decir, que la mayoría de las pinturas hechas en la época eran enormes y tenían un montón de color, sombras, energía y drama. Algunos incluso usaron ilusiones ópticas geniales para hacer que las cosas se vieran aún más grandes y más emocionantes.

Podemos decir que el arte barroco no representaba realmente el estilo de vida de las personas en ese momento, pero sí las profundidades emocionales de la fe católica en una glorificación constante de la iglesia y de la monarquía, así como de su poder y de su influencia. El pintor español más destacado del barroco fue Diego Velázquez, pero muchos otros destacaron de igual modo, como Rembrandt, Caravaggio o Rubens. El estilo barroco posterior iría dando paso gradualmente a un nuevo estilo, el rococó, mucho más decorativo.

ORIGEN Y CARACTERÍSTICAS DEL ROCOCÓ

El rococó es un estilo artístico que se originó en el siglo XVIII en Francia. A menudo referido simplemente como barroco tardío, el rococó se desarrolló a partir del movimiento artístico barroco. Si bien mantuvo varias características del estilo original, incluida la elaboración y los temas ornamentados, también fue más juguetón y asimétrico.

El arte y la arquitectura rococó eran femeninos, elegantes, floridos y ornamentados. Se usaron colores cremosos y pastel para las pinturas, a diferencia de los tonos más oscuros en el arte barroco. La religión y la política ya no eran necesariamente el tema central del arte rococó, a diferencia del barroco, y la vida cotidiana se hizo más comúnmente representada. De esta manera, el arte rococó giraba en torno a temas como el amor, el romance, la diversión, los paisajes y los simples retratos. Además, los temas del Lejano Oriente se hicieron populares en el rococó, especialmente en la cerámica china. Entre los artistas rococó famosos se encuentran Fragonard, Corradini o Francisco de Goya y Lucientes entre otros.

El comienzo del fin del rococó se produjo a principios de la década de 1760, cuando un puñado de estudiantes franceses comenzaron a experimentar con estilos clásicos en la Academia Francesa en Roma, creando un estilo adoptado en salones de vanguardia en París a partir de aquel momento, que recibiría el nombre de Neoclasicismo.

ARTE ROCOCO LA GALLINA CIEGA DE GOYA

Volver