Arte mudéjar

ORIGEN Y CARACTERÍSTICAS

En el arte casi siempre se tiene la inspiración de las corrientes y estilos anteriores, hasta lograr algo nuevo, único y original. Eso es lo que hace que hoy en día conozcamos y vivamos en culturas con mezclas de estilos diferentes, todos bellos y enriquecedores. ¿Quieres saber más sobre ellos? ¿Has oído hablar del arte mudéjar y neomudéjar?

Entre los siglos XII y XVI se crea una corriente inspirada en el estilo hispano-musulmán, como una mezcla de muchos otros estilos del momento, como el gótico, románico y  renacentista, hasta lograr lo que llamamos arte mudéjar, exclusivo de la cultura hispánica. Se puede decir que se trata de una fusión entre el arte cristiano y el islámico. Claro que, a pesar de ser una fusión, no suponía una unión entre ambas culturas, solo se adoptaban matices de ambas formas artísticas. La palabra mudéjar es el término con el que se llamaban a los musulmanes que vivían en territorios cristianos mientras estos avanzaban por el sur en la Edad Media.

La historia de los mudéjares fue complicada, ya que al principio se les permitía tener libertad de practicar su religión en el territorio cristiano, pero a medida que avanzó el tiempo la convivencia se volvió más difícil.

Algo que caracterizaba al arte mudéjar era el uso o implementación de materiales blandos a la hora de construir, como el ladrillo, el yeso y la cerámica (materiales blandos que luego pueden endurecerse); estos ayudaban bastante en la decoración ya que mantienen una forma que se puede moldear con más facilidad. La madera también es típica de este movimiento artístico.

El neomudéjar fue otra corriente similar que derivó más hacia otra vertiente, aunque se desarrollaría mucho más tarde, en concreto a finales del siglo XIX e inicios del XX. En España fue reivindicado como estilo nacional, aunque también es considerado como un estilo neoárabe por la utilización de ciertos elementos, como califales, almohades y nazaríes.

Se dice que el estilo neomudéjar competía directamente con otros estilos nacionales como el neogótico  o el neorromántico, solo que este estilo se dirigía más hacia otro tipo de edificaciones mayormente dedicadas al ocio y a las festividades sociales, como las plazas de toros, los casinos o estaciones de tren. Algunas fábricas también se hacían con este estilo, como la Fábrica de Cervezas El Águila o la Antigua Fábrica de Galletas PACISA.

EXTENSIÓN DEL ARTE MUDÉJAR Y NEOMUDÉJAR

Podemos encontrar ejemplos de arte mudéjar en el País Vasco, en Navarra, Aragón, Castilla y León, Galicia, Andalucía, Extremadura, en la Región de Murcia, la Comunidad de Madrid y muchos otros sitios, tanto es así que incluso en América se pueden encontrar ejemplos de estos estilos, como en Cuba, México, Ecuador o Colombia.

Entre los exponentes del neomudéjar podemos encontrar a los arquitectos Emilio Rodríguez Ayuso o Agustín Ortiz de Villajos. Se dice que el estilo neomudéjar nace con la plaza de toros de Goya en Madrid (actualmente Wizink Center o Palacio de los Deportes), hecho por Rodríguez Ayuso y Álvarez Capra en 1874. Este mismo estilo fue usado también en posteriores plazas de toros.

arte mudejar alhambra

Volver