Una buena forma de trabajar el lenguaje y la imaginación con los niños pequeños es la utilización de cubos con pictogramas. A través de estos cubos podemos trabajar la estructuración de frases y jugar con cada uno de sus elementos, sujeto, verbo, complemento directo, circunstancial…, creando incluso historias infantiles con los diferentes personajes, escenarios y objetos. Podemos jugar utilizando los cubos como si fueran dados, o mezclarlos todos y descolocarlos para ir después creando cuentos o formando oraciones según los turnos establecidos.

No importa que las frases que se nos ocurran sean alocadas o absurdas, puesto que este hecho le añadirá aún más diversión y atractivo a los pequeños, implicándose de manera más plena en este ejercicio capaz, a pesar de su sencillez, de ayudar en la construcción y comprensión de nuestro lenguaje. Descarga nuestras plantillas de cubos con pictogramas para jugar y aprender de forma divertida en clase.