El sentido del oído

Los sentidos del cuerpo: el oído

El cuerpo humano está lleno de secretos y maravillas, con científicos descubriendo cada día nuevas cosas sobre el mismo. Y para ayudarnos a entender mejor lo que nos rodea, tenemos los cinco sentidos, entre los cuales podemos encontrar uno que nos ayuda más de lo que creemos: el oído.

El oído es el sentido que nos permite escuchar desde el ruido más pequeño hasta la música más fuerte, y es muy útil porque nos ayuda a detectar lo que nos rodea e identificarlo. Tenemos dos oídos a cada lado de la cabeza porque así podemos tener una mejor manera de escuchar los ruidos que vienen desde el frente, por detrás y por nuestros laterales.

Algunas personas han perdido o no nacieron con la habilidad de poder escuchar, y te estarás preguntando: ¿entonces cómo hacen para escuchar lo que hablamos? Muy fácil, ellos hablan mediante el popular lenguaje de las señas, que les ayuda a expresar desde palabras hasta oraciones enteras y es un lenguaje universal que hasta tú puedes aprender también. Es una buena manera de acercarnos a otro tipo de personas y es una muestra de lo que decimos: “todo el mundo siempre tiene algo que decir”.

¿Cómo se clasifica el sonido?

Para explicar esto debemos entender un principio tan básico como sencillo de la física: el sonido es producido por ondas en el aire, es decir, imagina que cada sonido son como pequeñas ondas que llegan a tus oídos. Si se baja el volumen, las ondas se vuelven más pequeñas y delgadas, y si aumenta el volumen, estas aumentan en tamaño.

Los científicos han podido medir la frecuencia de estas ondas incluso con su propia clasificación. La distancia se mide en metros, el tiempo se mide en horas y minutos, la temperatura se mide en grados, y para las frecuencias de sonidos se utilizan los hertzios o kilohertzios (Hz o kHz).

Partes del oído

¿Sabías que el oído es el órgano del cuerpo humano con los huesos más pequeños? Así es, se compone de tres huesos: martillo, estribo y yunque, con el estribo siendo el más pequeño de todos los que tenemos, tan o más pequeño que un grano de arroz.

Además, el oído es el órgano que se encarga del equilibrio. ¿Impresionante, no? Gracias a la percepción de las cosas a nuestro alrededor podemos mantenernos de pie. Se han hecho experimentos donde a las personas se les coloca en habitaciones donde no hay sonido, ni siquiera vibraciones, y no pueden caminar bien por no poseer un buen equilibrio en consecuencia.

Animales con oídos impresionantes

Algunos animales han desarrollado oídos increíbles, ya sea por la forma o lugar en el que viven, y esta habilidad les permite ser más eficientes a la hora de sobrevivir, cazar o incluso moverse. ¿Creías que el elefante tenía esas enormes orejas de adorno? Claro que no, este gran animal es capaz de escuchar las lluvias a kilómetros de distancia. ¿Te imaginas tener ese poder? Así podrías esconderte de las lluvias a tiempo y nunca resfriarte.

El murciélago es otro de los animales que usan el sonido para sobrevivir. En su caso usa un sistema llamado ‘sonar’ en el que crea pequeños pero poderosos sonidos con la boca, que rebotan contra los objetos sólidos durante la noche y así se da cuenta de dónde poder cazar a pesar de no ver nada. Pero el animal con el mejor oído del mundo es la polilla de cera y, para que te hagas una idea, debes saber que el humano solo puede escuchar sonidos de 20 kHz y la polilla, en cambio, puede escuchar… ¡hasta 300 kHz!