El sentido de la vista

Los sentidos del cuerpo: la vista

Para nosotros los humanos, es importante saber lo que nos rodea, y una de las formas más primitivas en las que nos damos cuenta de nuestro alrededor es con los ojos, los cuales son dos de los dispositivos más importantes de nuestro cuerpo porque nos ayudan a aprender, a protegernos y a apreciar lo que nos rodea.

El sentido de la visión es aquel que va ligado a la vista. Cuando abres los ojos tu cerebro empieza a analizar un montón de datos, tan sencillos y a la vez tan complicados, como dónde estás sentado o levantado, cuál es el camino a tu frente o a tus lados… Puedes hacer una pequeña prueba dentro de la comodidad de tu habitación, y es la de levantarte de tu cama al despertar pero sin abrir los ojos, tratando de ir al baño de esta manera.

Te sorprendería lo difícil que puede ser, y si vas a sentarte en la mesa para el desayuno mucho más. ¿Sabías que hay algunas personas que no son capaces de ver? Los invidentes, o personas ciegas, son aquellas que han nacido o tuvieron un accidente que los dejó sin poder ver completa o parcialmente, pero esto no es necesariamente malo para ellos.

Algo increíble de los seres humanos es su valor para enfrentarse a los retos, y esto ha logrado que las personas invidentes desarrollen la habilidad de poder desplazarse sin poder ver haciendo uso de sus demás sentidos, como son el oído y el tacto, y así saben lo que tienen de frente y pueden desplazarse con seguridad.

El ojo

El protagonista de la vista es el ojo, un órgano que está directamente conectado al cerebro y le ayuda a este a analizar la información de lo que está pasando alrededor. También analiza cosas como la luz, la forma, la profundidad y el color, las cuales son muy importantes para saber dónde estamos ubicados y qué hay alrededor.

Es importante proteger bastante este órgano, y el mismo cuerpo lo sabe, por lo que los párpados se abren y cierran para mantenerlos húmedos, que no se sequen y eviten que algo les entre perjudicando la visión. Formas en las que se puede cuidar la vista es: usando gafas oscuras en los días soleados, usar lágrimas artificiales cuando se note sequedad, evitar la lectura en movimiento brusco o con letras pequeñas y demás.

Una imagen vale más que mil palabras

Una frase bastante común es la de ‘una imagen vale más que mil palabras’, y es dicha porque hay en ocasiones paisajes, fotografías o momentos visuales, que son básicamente imposibles de expresar con textos.

La visión es además, junto al tacto, el sentido que más alertas nos da, pues si se detecta un peligro puede saberse antes de siquiera escucharlo, lo que es muy de utilidad para la vida diaria.

En la naturaleza

¿Sabías que hay animales que no pueden ver? Parece imposible, pero es verdad. Un animal muy popular en esta categoría es el topo. Como casi siempre se encuentra debajo de la tierra, el topo tuvo que adaptarse a este ambiente de total oscuridad, y al estar solo en los suelos poco a poco fue perdiendo la vista. Sin embargo eso no lo desanima, y gracias al tacto y al oído puede conseguir su alimento fácilmente.

Otros animales que carecen de vista pueden ser la tetra mexicana, la salamandra ciega, el topo nariz estrellada, el olm (que es como una lagartijita que sabe adaptarse bien a diferentes entornos), el gusano tubo o el erizo de mar.

¡Puedes investigar a todos estos animales! Todos son muy interesantes y seguro que más de uno te sorprenderá.