El sistema digestivo

Para recargar energías y mantenernos activos, debemos hacer uso de uno de los sistemas que requiere más atención en el cuerpo humano, porque nuestra sangre recorre en el sistema circulatorio y respiramos aire a través del sistema respiratorio, pero para conseguir más nutrientes es necesaria la comida, y es allí cuando entra en funcionamiento el sistema digestivo.

El sistema digestivo es aquel que hace el proceso de alimentación, desde la obtención de alimentos hasta su transporte hacia el estómago, la disolución de nutrientes y la posterior expulsión de material inservible. Es un proceso complicado que se hace todos los días sin que nos demos cuenta, pero es importante aprender sobre él y sobre cómo podemos cuidarlo.

Los 10 elementos principales que trabajan en el aparato digestivo son: La boca, la faringe, las glándulas salivales, el esófago, el hígado, el páncreas, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso y el ano.

Función y partes

El sistema digestivo tiene cuatro funciones básicas: ingestión, digestión, absorción y excreción. Veamos un poco sobre cada una de ellas:

  • Ingestión: es el proceso en el que la comida es consumida. Es a lo que comúnmente llamamos “comer”, que es llevar la comida a la boca, triturarla gracias a la masticación y así hacer más fácil que llegue a nuestro cuerpo. Hay diferentes tipos de digestión, y uno muy particular es el de la serpiente, que no mastica su comida, sino que la traga entera. En este proceso trabajan la boca y los dientes.
  • Digestión: es la manera en la que la comida se disuelve en el estómago para poder pasar al siguiente proceso. De la misma manera, hay diferentes formas en los seres vivos de digerir la comida y una muy famosa es la de la vaca, que posee dos estómagos y necesita digerir la comida dos veces antes de poder pasar a la siguiente etapa.
  • Absorción: aquí es cuando el cuerpo empieza a absorber los nutrientes y los transporta en la sangre a todas partes del cuerpo. Puede que en el reino animal haya diferentes formas de absorción de nutrientes, pero todas consisten en lo mismo, que es coger el valor nutritivo de los alimentos para el correcto funcionamiento del organismo. Este proceso lo realiza el intestino delgado.
  • Excreción: no todo en la comida es útil, y mucho del material que no sirve es expulsado mediante la excreción. Es cuando vamos al baño para así poder mantener a nuestro cuerpo libre de impurezas. Este proceso lo realiza el intestino grueso.

Los ayudantes del sistema digestivo

Ahora veremos algunas funciones de los ayudantes del sistema digestivo, que nos servirán para entender el proceso un poco mejor:

  • Boca: es el orificio de la cara por donde absorbemos los alimentos.
  • Lengua: gracias a ella podemos darle forma a los alimentos y que así sea más fácil su consumo.
  • Estómago: es el depósito de la comida, que se llena de sangre para poder absorber sus nutrientes.
  • Esófago: es un tubo que conecta las partes externas con el estómago. Es por donde pasa la comida.
  • Hígado: es donde se hace la digestión de proteínas y se almacenan vitaminas, junto a la función de desintoxicar el cuerpo.

Datos curiosos

¿Sabías que un adulto normal consume alrededor de 500 kilogramos de comida al año? Es casi toda la comida que está en un pasillo de supermercados y, para ello, se necesita mucha saliva con la que transportar la comida hasta el estómago, y es por eso que en un día se puede producir un litro y medio de saliva (por eso es muy importante mantenerse hidratado también). La lengua es el músculo más fuerte del cuerpo humano, porque es el que más trabajamos al comer y hablar.

¿Te has preguntado cuánta comida cabe en un estómago humano? Pues la respuesta es 1.5 litros (cuando ya está disuelta). Para poder triturar la comida tenemos los “huesos” que se pueden ver desde fuera y a los que llamamos dientes, que van cambiando en forma y número conforme pasan los años (un niño comienza con 20 dientes de leche, hasta que los muda para darle paso a los 32 dientes del adulto promedio). Dichos dientes se dividen en incisivos (cortan alimentos), caninos (desgarran los alimentos), premolares (desgarran, moliendan y trituran) y molares (son las muelas, que mastican y trituran).