Los anfibios

los anfibios

anfibios ranasLos anfibios son un grupo de animales vertebrados caracterizados por su versatilidad a la hora de vivir, puesto que son capaces de hacerlo en el agua pero también en la tierra. De hecho el nombre que tienen, que procede del griego (“amphibios”), viene a significar algo así como “vivir dos vidas”. Pero, que esta sea una característica típica de este grupo de animales no significa que todos la cumplan, ya que existen muchos anfibios que prefieren vivir permanentemente en la tierra o solo en el agua. En cualquier caso, todos los anfibios comienzan su vida en el agua con branquias y colas y, ya a medida que crecen, desarrollan pulmones y piernas para su vida en la tierra.

Los anfibios son animales de sangre fría (tienen la misma temperatura que el aire o que el agua que les rodea), tienen la piel húmeda, lisa y viscosa y no tienen ni pelo, ni plumas, ni escamas como otros animales. Su piel es permeable (el aire puede atravesarla), y esto hace que muchos anfibios respiren a través de la piel en lugar de hacerlo a través de los pulmones.

Se cree que los anfibios son los vertebrados más antiguos de la Tierra, pues existen desde hace cientos de millones de años. ¿No es increíble? Y es muy probable que sea esa antigüedad la que haga que existan más de 7.000 especies distintas, aunque todas ellas puedan englobarse en: sapos y ranas, tritones y salamandras, gusanos ciegos y cecilias. Sin embargo, aunque todos estos grupos sean anfibios, existen en realidad muchas diferencias (sobre todo de tipo estructural) entre ellos. Por ejemplo, las ranas y los sapos no tienen cola y son algo rechonchos con extremidades traseras largas y muy poderosas ideales para saltar. Por el contrario, las cecilias son animales que carecen de extremidades y muy parecidas a los gusanos. Por su parte, los tritones y las salamandras sí que tienen colas y dos pares de extremidades más o menos del mismo tamaño.

Mucha gente confunde las salamandras con las lagartijas y viceversa, pero en realidad son muy diferentes. Las salamandras, a diferencia de las lagartijas, tienen una piel suave y viscosa, pasan por un estado de larva y prefieren las áreas boscosas y frías para vivir.

La mayoría de los anfibios brincan o gatean hasta la zona de agua más cercana cuando se ven amenazadas o en peligro, y casi todos poseen unas glándulas en su piel que generan líquidos venenosos y de mal sabor. El sapo común y algunas otras especies, además de esto, tienen la capacidad de hincharse cuando se encuentran en peligro para despistar a sus depredadores.

Vida y reproducción de los anfibios

El ciclo de vida de los anfibios comienza con un huevo, y dichos huevos se ponen cubiertos como de una especie de gelatina, generalmente en agua dulce y estancada y a menudo entre plantas acuáticas.

Una larva habitualmente nace de un huevo (las larvas de rana y sapo se conocen comúnmente como renacuajos). Entonces, la larva se convierte lentamente en un adulto al crecerle las piernas y los brazos y al desarrollar pulmones. Dicha etapa puede durar entre 2 semanas y 2 años y, una vez que se completa el cambio, el anfibio adulto emerge del agua y pasa la mayor parte de su vida en la tierra cerca, eso sí, de zonas con cierta o mucha humedad.

Pero debemos tener en cuenta que, aunque esta metamorfosis de la vida acuática a la terrestre se da en miembros de los tres grupos de anfibios, pueden darse muchas variantes. ¡Recuerda que existen más de 7.000 especies! Por ejemplo, algunas ranas ponen sus huevos en tierra y otras, como la rana marsupial, los ponen dentro de una bolsa que se sitúa en su propia espalda.

Qué comen y dónde viven los anfibios

que son los anfibios

Los anfibios adultos son carnívoros y depredadores, lo que quiere decir que comen una gran variedad de alimentos que incluyen arañas, escarabajos o gusanos. Algunos de ellos, como las ranas, tienen lenguas largas con puntas pegajosas que mueven y estiran mucho para atrapar a sus presas.

Son animales capaces de comer casi cualquier cosa que se acerque lo suficiente a sus bocas, lo que puede incluir diferentes tipos de insectos, caracoles, pájaros, ratones o murciélagos, pero algunas especies suelen inclinarse más por algún alimento en particular, como algunas ranas que se alimentan básicamente de termitas y de hormigas. Incluso hay especies que pueden llegar a comer otro tipo de alimentos (no animales vivos) más parecidos a los que ingieren los gatos y los perros domésticos, o especies vegetarianas, como la rana arborícola brasileña que se alimenta de deliciosas frutas y bayas.

Pero… ¿dónde viven? Los anfibios se encuentran en casi todos los tipos de entornos, incluidos los desiertos. Debido a que los anfibios generalmente tienen una piel húmeda y permeable, podemos llegar a pensar que no les irá bien en condiciones cálidas y secas, pero lo cierto es que son animales muy versátiles y han establecido muchas adaptaciones para sobrevivir a casi todos los entornos. Algunos sapos del desierto se entierran bajo tierra y solo salen cada pocos años cuando cae una buena lluvia para reproducirse en los charcos efímeros. Otras ranas o sapos secretan cera con la que recubren su piel para protegerse de la desecación o solo permanecen activos de noche, cuando las temperaturas son más frescas. En cualquier caso, la mayoría de los anfibios adultos pasan prácticamente casi toda su vida en tierra, generalmente en hábitats húmedos, y solo regresan al agua para reproducirse en primavera.

Listado de anfibios

Publicidad

Aprende más datos curiosos sobre los anfibios

  • El color ayuda a los anfibios a encontrar pareja y a esconderse de los depredadores y otras amenazas externas.
  • Algunas ranas pueden llegar a congelarse durante el invierno y aun así sobrevivir.
  • La rana más venenosa es la rana dardo dorado, que tiene suficientes secreciones tóxicas en la piel como para matar hasta a 10 personas.
  • La rana que mejor salta es la rana arborícola sudamericana, que puede llegar a alcanzar los 9 metros de distancia.
  • Mientras que las ranas tienen la piel suave, la piel de los sapos es áspera y rugosa, debido a estructuras especiales que secretan fluidos venenosos de su piel.
  • Más del 75% de todas las especies de sapos y ranas del mundo viven en selvas tropicales.
  • Muchas ranas y salamandras tienen la capacidad de cuidar a sus crías, ya sea cuidando sus huevos, llevándose a sus crías con ellas o alimentando a los renacuajos.
  • Las cecilias son anfibios que no tienen piernas ni brazos y que se parecen mucho a las serpientes y a los gusanos. Algunas de ellas pueden ser muy largas y alcanzar longitudes de casi metro y medio.
  • ¿Sabías que las cecilias reciben también el curioso nombre de gimnofiones o gymnophionas y que tienen una nariz puntiaguda que les sirve para excavar la tierra y adentrarse en el barro?
rana en la charca

Volver