El propósito de esta actividad, a la que hemos llamado “Qué es y cómo lo sabes”, es que los estudiantes practiquen la identificación de los cinco sentidos del cuerpo humano: el sentido del olfato, el sentido de la vista, el sentido del gusto, el sentido del tacto y el sentido del oído. Se trata de una forma de trabajar y de enseñar los sentidos para niños de forma dinámica y divertida ideal para el aula.

El profesor debe ir trabajando con todos los alumnos a través de materiales elegidos de forma específica con los cuales poder potenciar e identificar cada sentido del cuerpo. Los niños aprenderán con esta dinámica a exprimir sus sentidos al máximo identificando objetos con los ojos cerrados para agudizar cada habilidad de nuestro cuerpo así como el nivel de ingenio.

trabajar-5-sentidos

*Se trata de una actividad muy adecuada para niños de infantil y primer grado de primaria, de unos 4 a 6 años.

 

Materiales que necesitaremos

  • Pelota o cualquier objeto que tenga como pelusa, tipo pelota de tenis.
  • Un silbato.
  • Una bolsa o bote con alguna especia: canela, ajo, curri…

Descripción de la actividad

  • Comienza la actividad con el maestro/a pidiéndole a un alumno que pase al frente. Entonces pedirá a este mismo alumno que cierre los ojos y ahueque sus manos. Después colocará la pelota de tenis, o el objeto con vello que se haya elegido, en las manos del niño/a y pedirá que describa lo que tiene o nota en sus manos. El alumno elegido describirá entonces el objeto y el maestro desafiará al alumno preguntando: “¿cómo sabías que era una pelota o que era peludo?” (Gracias a mis manos y a mi sentido de tacto).
  • El siguiente alumno deberá hacer lo mismo: ir al frente de la clase y cerrar los ojos. El maestro tocará entonces suavemente el silbato y luego pedirá al alumno que describa lo que acaba de suceder. Una vez hecho el maestro deberá desafiar de nuevo al niño o niña preguntando: “¿cómo sabías que era un silbato?” (Gracias a mi oído).
  • El siguiente alumno deberá ponerse al frente y mirar hacia la mesa del profesor, en la que habrá al menos tres objetos diferentes que pueden estar envueltos. Entonces el profesor pedirá que identifique uno en concreto, y deberá responder a la siguiente pregunta, por ejemplo: “¿cómo sabías que esta era la pelota de tenis?” (Gracias a mis ojos y a mi sentido de la vista). Si los objetos se muestran envueltos también se puede dejar palpar y trabajar así el sentido de la vista y del tacto a un tiempo.
  • El siguiente alumno que tenga el turno tendrá que permanecer también con los ojos cerrados y oler el bote de especia que se haya seleccionado. Con el olor bajo su nariz deberá responder a: “¿qué es esto y cómo lo sabes?” (Gracias a mi nariz y a mi sentido del olfato).
  • Finalmente otro estudiante irá al frente de la sala, cerrará los ojos y abrirá la boca. El maestro/a colocará una piruleta en la boca del alumno (asegurándonos de que pueda comerlas y no haya peligro de intolerancias o alergias) y tras ello preguntará al alumno: “¿cuál es el elemento que saboreas y cómo lo sabes?”

trabajar-sentido-gusto

 

Después de usar todos los objetos, el maestro deberá repasar las respuestas dadas por cada alumno poniendo especial énfasis en el sentido involucrado y en si se ha contestado correctamente o no. Por ejemplo: silbato – audición, pelota – tacto, objetos variados – vista, especias – olor y piruleta – sabor.

Se trata, en definitiva, de una actividad sencilla pensada para ayudar a los niños más pequeños a trabajar y a identificar los sentidos del cuerpo y cada una de sus funciones de una forma muy entretenida.

¡Ponlo a prueba!