A través de esta dinámica trabajaremos las formas geométricas orientando la actividad a la festividad de Halloween, y en concreto a la figura de las brujas, una de las favoritas de los más pequeños. De esta forma, a través de algo que los niños disfrutan mucho como es la fecha del 31 de octubre y de todo lo que la acompaña (fiesta, días no lectivos, disfraces, golosinas…), podrán enfrentarse a aprendizajes básicos con mayor facilidad. Es una actividad ideal para plástica y matemáticas de grados de infantil.

Objetivos principales de la actividad

 

  • Expresión creativa: cada estudiante hará una bruja usando formas geométricas.
  • Percepción artística: cada alumno practicará las habilidades de cortar y pegar dos o más formas juntas.
  • Matemáticas: los estudiantes identificarán triángulos, rectángulos, cuadrados y círculos y utilizarán la forma correspondiente para cada parte de la bruja.
  • Justificación: el estudio de las figuras geométricas adaptadas al arte y las manualidades, permite a los estudiantes ejercitar sus habilidades cognitivas.
  • Razonamiento e intuición: esta lección desarrolla específicamente a los estudiantes en torno a sus conocimientos matemáticos y geométricos.
  • Comprensión de la representación simbólica: cortar y pegar son habilidades que los niños usarán durante toda su vida, por lo que es bueno empezar durante la primera infancia para que se familiaricen con ellas.
  • Estrategia: los alumnos deberán descubrir qué figuras son las más adecuadas con el fin de confeccionar una bruja adecuadamente.
  • Vocabulario: esta actividad permite a los niños trabajar y ampliar su vocabulario en torno a la geometría y en torno también a Halloween y al otoño.

 

Formas geométricas que necesitaremos

Utiliza un crayón blanco para dibujar triángulos grandes y pequeños y dos rectángulos para cada estudiante. Corta también círculos para que los utilicen en la cabeza (o no) de la bruja y elabora más formas para hacer el cabello, los ojos…etc. Los niños también necesitarán tijeras para recortar, pegamento, marcadores y más pinturas, para que puedan ultimar los detalles de sus brujas.

Las formas geométricas que se necesitarán para trabajar y que deberán aprender son:

  • Círculo: una forma plana perfectamente redonda.
  • Cuadrado: una forma con 4 lados iguales.
  • Rectángulo: una forma con 2 lados largos y 2 lados cortos.
  • Triángulo: una forma con 3 lados rectos.

Todas estas figuras deberán ser las partes del cuerpo de la bruja: cabello, brazos, cuerpo, cara, sombrero, ojos, nariz, boca…

Descripción general de la actividad

El maestro empezará la actividad presentando imágenes de varias brujas diferentes, con diferentes estilos, para que los alumnos puedan inspirarse en ellas. Deberá ir también señalando las formas que compongan las figuras. Es importante seleccionar bien los ejemplos y ser muy específico, para que no se puedan generar dudas y los niños puedan comprender en qué consiste la actividad y cuáles son las formas y partes del cuerpo correspondientes para cada parte de la bruja.

En principio, el eje sería el siguiente (aunque si se busca una actividad más creativa se podrían variar los criterios): Cara = Círculo, Sombrero = Triángulo, Brazos = Rectángulos, Cuerpo = Triángulo.

Secuencia de las actividades de los alumnos

  • Cada estudiante recibirá un triángulo para recortar. El alumno deberá reconocer como tal las figuras, tanto estas como las demás.
  • También recibirán los círculos para recortar y realizar la cara de las brujas en dos colores. Cada estudiante elegirá uno de los colores y nombrar de nuevo adecuadamente la forma correspondiente.
  • Los estudiantes irán viendo, según practiquen, cómo el triángulo y el círculo pueden encajar muy bien para formar una cara y un sombrero. Los estudiantes pegarán entonces las figuras en su posición ideal. Pueden usar en este proceso también marcadores, crayones o pequeños trozos de papel para hacer una cara que incluya ojos, nariz y boca en un círculo.
  • Se ofrecerán también dos opciones de color para el cabello. El cabello se proporcionará en forma de pequeños cuadrados, y cada alumno elegirá uno de los dos colores y nombrar la forma adecuadamente de nuevo. Los niños también podrán intercambiar ideas sobre cómo usar el cuadrado para el cabello, por ejemplo, haciendo tiras estrechas y colocándolas bidireccionalmente sobre el círculo de la cabeza. Los niños hacen los cortes entonces y pegan en el lugar correspondiente.
  • Se deberá dar también a los niños un triángulo negro para recortar que será el cuerpo. De nuevo, los peques deberán nombrar correctamente el triángulo y explorar cómo el triángulo encaja con la cara, el cabello y el sombrero para hacer una bruja genial.
  • Se proporcionarán por último rectángulos dibujados previamente y se animará a los niños a nombrar el rectángulo y a recortarlo. Se animará también a los alumnos para que usen dichos triángulos para completar el cuerpo de la bruja, y deberán colocarlos y pegarlos en el lugar de los brazos.

Una vez que la bruja esté completa, el maestro/a hará que cada estudiante le diga a un compañero algo que les guste de su bruja y viceversa. Los estudiantes colocarán brujas en un tablón o pared visible del aula y se usará un puntero laser (a poder ser) para ir señalando todas las formas geométricas aprendidas.

formas geométricas

 

Método y criterios de evaluación

La evaluación tendrá lugar durante el desarrollo de la actividad, mientras el maestro vaya escuchando la capacidad de los estudiantes para nombrar las formas geométricas. A su vez, el proyecto de la bruja servirá al profe también para analizar otras habilidades, como la capacidad de recortar o la creatividad.

El profesor de expresión artística o de matemáticas evaluará la capacidad de los estudiantes para cortar una línea observando visualmente los bordes de los triángulos y los rectángulos, así como la comprensión de la geometría respectivamente.