Diminutivos y aumentativos

 

¿QUÉ SON LOS DIMINUTIVOS Y LOS AUMENTATIVOS?

que son los diminutivos y aumentativos¿Te puedo contar un secretón? El otro día vi a un pajarito que volaba con un fresón en su piquito.

La frase anterior posee diminutivos y aumentativos. ¿Te diste cuenta de ellos? Si dices que no porque no sabes qué son los diminutivos y aumentativos, no te preocupes, que en seguida lo verás.

Para entender los aumentativos y diminutivos debemos comprender lo que son los sufijos. Un sufijo es una partícula que se le coloca a una palabra base que hace que cambie ligeramente su contexto o significado, de la misma manera que para los adverbios se utiliza el sufijo ‘-mente’, como por ejemplo:

  • ‘Natural’ para ser adverbio pasa a ser ‘naturalmente’.
  • ‘Común’ sería ‘comúnmente’.
  • ‘Rápido’ sería ‘rápidamente’.

Siguiendo ese mismo patrón, ¿cuáles son los diminutivos y aumentativos? Son aquellos sufijos que le añadimos a las palabras para denotar o señalar su tamaño, volumen o importancia. Comencemos primero con los diminutivos:

Un diminutivo es una partícula (sufijo) al final de la palabra para demostrar que algo es pequeño, breve o de poca importancia. Como cuando decimos:

  • ‘Es solo un tareíta y ya, no hay de qué preocuparse’. Al reemplazar ‘tarea’ con ‘tareíta’ se da a entender que, para la persona que lo dijo, la tarea no tiene mucha importancia, así que no le llevará mucho tiempo completarla.
  • ‘¡Qué lindo perrito!’ El perro que se menciona puede ser grande o no, pero en esta ocasión se usa en el sentido de que el perro es muy bonito y adorable, por lo que se usa esta expresión.
  • ‘Solo un poquito de pimienta’ en vez de ‘poco’ para decir que la cantidad tiene que ser poca, casi mínima.
  • ‘Este pastelito está muy rico’, en este caso se usa para decir que lo que se está comiendo (un pastel) es pequeño, una porción pequeña, y es por eso que se le llaman ‘diminutivos’, porque hacen diminutas las palabras.

 

Por otro lado lo aumentativos agrandan las palabras, ya sea para decir que son más grandes, largas, extensas, etc. Veamos algunos ejemplos del uso de aumentativos:

  • ‘Este sí que es un carpetón’. Referido a que es una carpeta grande que puede estar rellena de muchos papeles.
  • ‘Mi hijo es todo un hombretón’. Para mostrar de forma cariñosa la actitud madura de un niño.
  • ‘Me leí este librote’, es decir, un libro extenso o de gran tamaño.
  • ‘Él es un malote’, para referirse a que se porta de una forma que va más allá del ‘malo’.
  • Algunos adjetivos superlativos como ‘-isimo’ también son aumentativos, como cuando decimos ‘esta comida está riquísima’, en vez de solo decir ‘esta comida está rica’.

Como puedes ver, los diminutivos y aumentativos son sencillos de diferenciar y ambos pueden ser de ambos géneros, femeninos y masculinos. Muchas veces los empleamos en nuestras conversaciones, pero cuando escribimos algo que deba ser muy serio, lo mejor es no usarlos, pues es algo más ligero que usamos para hablar con soltura ante los demás.

EJEMPLOS DE DIMINUTIVOS Y AUMENTATIVOS

Veamos algunos ejemplos de los tipos de sufijos diminutivos:

  • ‘-ito’ / ‘-ita’: Prontito, rapidito, poquito, pelotita, gatita, perrito, sapito, sillita, mesita, abuelito, patatita, fresita, parquecito, casita, tacita…
  • ‘-ico’ / ‘-ica’: Poquico, chiquitica, galletica, llorica, ayudica… (suele usarse de forma muy coloquial).
  • ‘-ín’ / ‘-ina’: Chiquitín, maletín, pequeñina…
  • ‘-illo’ / ‘-illa’: Palillo, telefonillo, cabecilla, pingüinillo…

Y para los aumentativos:

  • ‘-azo’ / ‘-aza’: Plomazo, bombazo, panzazo, golpetazo…
  • ‘-ón’ / ‘-ona’: Pisotón, palabrón, mesón, tragón, llorón…
  • ‘-ote’ / ‘-ota’: Palabrota, pasote, muchachote…
  • ‘-ísimo’ / ‘-ísima’: Fortísimo, riquísima, buenísimo…