Frases hechas y su significado

tipos de sustantivos

¿QUÉ SON LAS FRASES HECHAS?

¿No te ha pasado que estás hablando con alguien y de repente te dice una expresión como ‘¡Qué salado eres!’? ¿Y por qué estaría o soy yo salado? Pues porque lo cierto es que te acaban de decir una frase hecha y por ello no hay que tomarla de manera literal.

Una frase hecha (a la que también llamamos ‘dicho’) es una frase que esconde un significado diferente a lo que se dice textualmente. Con el ejemplo anterior, ‘ser salado’ es una frase hecha muy común que nos indica que una persona es muy graciosa, pues ‘salado’ no lo estamos tomando en cuenta como que tiene ‘mucha sal’, sino como que le da alegría a las cosas.

Son básicamente aquellas frases que no se deben tomar de forma literal, es decir, estrictamente como están dichas. ‘Perder la cabeza’ es algo que escuchamos también a menudo, pero ¿en verdad pierdes la cabeza? ¡Claro que no! Si no, todos tendríamos nuestras cabezas en las manos. Por el contrario, cuando decimos eso, es porque tenemos los pensamientos enredados, estamos nerviosos o enfadados o no hicimos algo bien.

Una particularidad de las frases hechas es que sus significados son muy difíciles de traducir en otros idiomas, y transmiten cosas que solo nosotros podemos entender. De la misma manera, hay frases y palabras en alemán, inglés, portugués, ruso, chino, japonés, árabe y todos los demás idiomas, que no entenderemos bien, porque son algo propio de ellos.

Y sin embargo, en el mismo español hay frases hechas que no entendemos por no ser de nuestra región. En México pueden decir ‘¡A darle que es mole de olla!’, que significa ‘que pueden hacer eso con confianza, sin temor a nada’; en Venezuela tienen una frase similar: ‘Dele que son pasteles’, para decirle a otros que pueden coger comida o comer con confianza. Es decir, que aunque es el mismo idioma, en cada país tenemos nuestras propias particularidades.

ejemplos de frases hechas

EJEMPLOS DE FRASES HECHAS Y SU SIGNIFICADO

Hay muchisisisisisísimos ejemplos de frases hechas, y algunos de los más comunes que usamos nosotros son:

 

  • Tocar madera: significa buscar buena suerte, pues en algunos sitios se tiene la creencia de que si se toca madera, te dará buena suerte.
  • Tiempo al tiempo: es darle un tiempo a las cosas. A veces los problemas se solucionan con el tiempo, y sin saber qué hacer, lo mejor es dejar las cosas pasar un poco.
  • Vérselas negras: a esto nos referimos cuando las cosas no están saliendo del todo bien, por lo que vemos todo oscuro o ‘a ciegas’.
  • Vive y deja vivir: esto indica que debes permanecer tranquilo en tus asuntos, sin molestarte o angustiarte por las cosas de los demás cuando no te afectan. Lo mejor es vivir con calma.
  • Por si las moscas: a veces lo mejor es asegurar las cosas ‘por si las moscas’, que es lo mismo que decir ‘por si acaso’.
  • Parar en seco: es cuando dejas de hacer algo bruscamente, o te detienes de golpe (‘Detenerse de golpe’ ¡Hey! ¡Es otra frase hecha!)
  • No decir ni mu (o a veces ‘no decir ni pío’): es cuando estás muy callado, o por el contrario, hablas mucho (aquí sería en sentido irónico).
  • Llorar a mares: es llorar desconsoladamente.
  • Ir a por todas: intentar tener el éxito aunque todo esté en contra, o queden pocas oportunidades para conseguirlo.
  • La fe mueve montañas: significa que la esperanza es poderosa y hay que confiar en que todo saldrá como uno quiere. ¡Esto puede ser de mucha ayuda!
  • ‘Jugar limpio’ o ‘Jugar sucio’: no, no es jugar en el lodo, es hacer las cosas con honestidad, o en otros casos, con trampas.
  • Estás que echas chispas: cuando estás tan enfadado que no aguantas más.
  • Estar hecho polvo: cuando estás cansado y solo quieres ir a tumbarte a la cama. Zzzzz…