Palabras derivadas

¿QUÉ SON LAS PALABRAS DERIVADAS?

palabras derivadasLas palabras derivadas son aquellas que surgen de una misma palabra inicial. Muchas de estas palabras provienen de sustantivos y algunos adjetivos, y son necesarias en varias ocasiones para dar realce o describir de manera más específica algún atributo en una oración.

Piensa en ello como si fuese un árbol, con la palabra inicial siendo la raíz del mismo. De la raíz y su tronco saldrán muchas ramas, con cada rama representando un derivado distinto.

Tomemos un ejemplo, la palabra ‘Invento’ ¿Qué derivados puede tener? ¿¡No lo sabes!? ¡Pues hay muchísimos! Tenemos ‘inventor’, ‘inventar’, ‘inventario’, ‘invención’, ‘inventario’… ¿Ves lo extenso que es?

Hay que tener en cuenta algo, y es que las palabras derivadas también se aplican a los verbos con sus conjugaciones, por lo que puedes tener una gran lista para cada uno de ellos. La palabra ‘Peine’ posee su propio verbo, que es ‘peinar’, y entre sus derivados  podemos encontrar ‘peinar’, ‘peinan’, ‘peinado’, ‘peinarás’, ‘peinaste’, ‘peinaron’, ‘peinada’.

Las familias de palabras son útiles porque nos ayudan a entender que de una sola palabrita pueden surgir muchas otras, como un árbol que da frutos, como una bola de nieve que al rodar se vuelve más grande. El español tiene una gran cantidad de palabras derivadas… un segundo, ‘derivadas’ es una palabra derivada de ‘derivar’ ¿¡Lo ves!? Muchas veces usamos las palabras derivadas y ni siquiera nos damos cuenta de ello.

Es necesario identificar las palabras derivadas porque de esa manera extenderemos nuestro léxico y podremos tener más fluidez y mayor cantidad de palabras que nos ayuden a hacer entender mejor nuestros pensamientos.

Algunas palabras incluso se originan gracias a otras, como ‘Ventana’, desde ‘Viento’, o ‘Lapicero’ desde ‘Lápiz’. Muchos adjetivos son familias de palabras que sirven para denotar sus atributos, como decir ‘Acolchado’ para algo que es cómodo y mullido.

Incluso puedes tomarlo como un juego con tus amigos, escogiendo palabras al azar y sacando sus derivados. Aquel que tenga más palabras derivadas, gana. Uno de vosotros sacaría una palabra escrita en un papel dentro de una bolsa y si la palabra es ‘Leche’ deberéis buscar sus palabras derivadas, las cuales pueden ser quizá ‘lechoso’, ‘lechero’, ‘lechería’ y más. También puedes jugar solo, sacando los derivados de las cosas que veas, y si no encuentras palabras derivadas no importa, porque seguro que hay más objetos a tu alrededor que sí las possen.

Ahora que sabes cómo son las palabras derivadas, incluyendo un pequeño juego para identificarlas, solo queda seguir practicando, leyendo y reconociendo cuando una palabra genera otra. Ahora estás a un paso más cerca de entender todas las palabras en nuestro idioma, ¡Felicidades!

EJEMPLOS

Algunos ejemplos de palabras derivadas pueden ser tan simples como los siguientes.

Los colores tienen sus propias palabras derivadas que sirven como adjetivos:

  • Rojizo, derivado de rojo.
  • Azulado, derivado de azul.
  • Amarillento, derivado de amarillo.
  • Blancuzco, blanquecino, blanqueado, todos derivados de blanco.
  • Negruzco, derivado de negro.
  • Anaranjado, derivado de naranja.

Las emociones también tienen sus propias palabras derivadas:

  • Felicidad, tiene a ‘Feliz’.
  • Tristeza, tiene ‘entristecido’ y ‘triste’.
  • Contento, tiene ‘contentar’ o ‘contentado’.
  • Calmo, tiene ‘calmar’ y ‘calmado’ o ‘calmadamente’.

Algunos sustantivos tienen sus propias palabras derivadas:

  • Para la palabra ‘Número’: Numeración, numeral, enumerar, numérico.
  • Para ‘Flor’: Floral, florería, floristería, florido, florero.
  • Para ‘Viento’: ‘Ventarrón’, ‘ventisca’.
  • Para ‘Luz’: ‘Luminoso’, ‘lumínico’, ‘luminiscente’, ‘iluminado’.

Y hay otros que son todavía más sencillos:

  • Llave = Llavero.
  • Lápiz = Lapicero.
  • Dedo = Dedal.
  • Matiz = Matizado.
  • Papel = Papelera.
  • Almohada = Almohadón.