Palabras polisémicas

¿QUÉ SON LAS PALABRAS POLISÉMICAS?

palabras polisemicasPuede que te impresione un poco el término ‘polisemia’, pero no hay nada que temer, pues es una curiosidad más de nuestro idioma que usamos muchas veces y que es preciso conocer. ¡Sigue leyendo!

La palabra ‘polisemia’ quiere decir ‘múltiples significados’ y es el término que usamos para llamar a las palabras que se escriben exactamente igual, pero que poseen diferentes significados.

Un claro ejemplo de esto es la palabra ‘gato’, la cual para nosotros puede significar principalmente el nombre de un animal, pero sin olvidar que hay otras cosas que podemos llamar también por ese mismo nombre.

Un ‘gato’ puede ser:

  • Un animal.
  • Una herramienta que se usa para levantar objetos de mucho peso.
  • Un juego de mesa.
  • Un baile de Uruguay y de Argentina.

Quizá a nosotros nos parezca más común asociar la palabra con el animal, y es que no importa si un significado es más usado que otro, porque el resultado es que diferentes cosas pueden tener la misma palabra, y será por el contexto por lo que aprendamos a distinguirlas.

Entonces, ¿cómo nos damos cuenta de cuándo se diferencian? Muy fácil, es por ese contexto de lo que se esté hablando. Si volvemos al ejemplo de gato, cuando decimos ‘Pásame el gato para cambiar el neumático, y saca al gato de la sala’, podemos entender que aunque se repitió el término, el significado es completamente distinto. Con el primer ‘gato’ hablamos de la herramienta y con el segundo de la mascota.

Otro ejemplo puede ser la palabra ‘libro’, que sirve como lo que todos conocemos que es un libro (una serie de hojas empastadas con información en ellas), pero también puede ser del verbo ‘librar’, como cuando decimos ‘yo libro una batalla contra el mal’ (es decir, la persona está en medio de una lucha contra el mal).

Las palabras polisémicas se diferencian de las homónimas porque, aunque se pronuncian igual, las homónimas se diferencian en la forma de escribir. Como el clásico ejemplo de ‘vaya’, ‘balla’ o ‘vaya’, las cuales son homónimas pero no polisémicas. Las polisémicas se pronuncian y se escriben exactamente igual.

A lo mejor muchas palabras que usas son polisémicas y no te habías dado cuenta. ¿Se te ocurre alguna?

EJEMPLOS DE PALABRAS POLISÉMICAS

Veamos algunos ejemplos de palabras polisémicas:

  • Cubo: Puede ser un recipiente donde se vierte la basura, un cubo de basura/ 2. También es el nombre de la forma geométrica de un cuadrado tridimensional.
  • Don: Nombre respetuoso a un hombre mayor o de reconocimiento, como cuando decimos ‘Don Mauricio’/ 2. Habilidad especial, adquirida o propia de una persona, como cuando decimos que alguien tiene ‘el don de la cocina’ para referirse a que cocina muy bien.
  • Órgano: 1. Los órganos pueden ser los que se encuentran dentro del cuerpo humano/ 2. Un ‘órgano’ es también un instrumento musical de gran tamaño, similar a un piano, usualmente usado en espacios grandes.
  • Falda: La falda es un corte de carne/ 2. También puede ser una prenda de ropa que deje parte de las piernas al descubierto.
  • Cura: 1. La cura de una enfermedad, también llamado ‘remedio’/ 2. Un ‘cura’ es también como se le llama a un sacerdote, de manera más informal.
  • Café: El café puede ser la bebida o la planta de la que se extrae el grano/ 2. El color marrón similar a la bebida también puede ser café.
  • Mango: Mango es una fruta/ 2. Puede también ser el mango de una puerta o taza, una ‘agarradera’.
  • Mono: 1. Un animal/ 2. Una prenda deportiva, un uniforme de trabajo, una combinación de parte de arriba y pantalón…
  • Chile: Un país/ 2. Un fruto picante.
  • Banco: Sitio donde se guarda dinero/ 2. Un asiento donde alguien se puede sentar (por lo general más de una persona).
  • Bomba: Un arma explosiva/ 2. Un dispositivo que bombea agua o alguna otra cosa, por lo general líquida.
  • Taco: 1. Una parte del zapato, situada debajo del talón/ 2. Un alimento hecho con una tortilla de maíz.