“Mont Blanc” significa Monte Blanco en español, y es el nombre de la montaña que tiene el punto más alto de toda la Unión Europea, así como uno de los más altos del resto del continente. Su nombre se debe al color blanco que rodea a esta montaña, debido a la gran cantidad de nieve que suele caer sobre ella.

Sin duda, la vista hacia el Mont Blanc es realmente impresionante. ¿Sabías que es la última montaña de la Cordillera de los Alpes? Y si sigues leyendo podrás conocer mucho más sobre ella.

 

Características generales del Mont Blanc

El Mont Blanc tiene una altitud de 4.807,87 metros sobre el nivel del mar, de acuerdo con la última medición hecha sobre la montaña. Sus coordenadas son 45°49’57’’N y 6°51’55’’E.

El Mont Blanc está ubicado entre Francia e Italia, extendiéndose por el valle de Alta Saboya en Francia y el valle de Aosta en Italia, y encontrándose cerca de las ciudades de Courmayeur en Italia y Saint-Gervais-les-Bains en Francia. Esto se debe a que su cima se comparte con estos dos países, lo que ha sido una fuente de controversia desde tiempos inmemoriales, habiendo mapas que a menudo dan la ubicación entera de la montaña a uno u otro.

Los glaciares que se encuentran alrededor del Mont Blanc le dan un toque de majestuosidad increíble, y algunos de ellos son los glaciares de Freney, de Brouillard y de La Brenza (localizados al sur) o los glaciares de Taconnaz y de Bossons (localizados al norte).

Mont Blanc

 

Clima y curiosidades del Mont Blanc

El clima frío que predomina en la montaña del Mont Blanc hace que el enfriamiento de sus rocas sea lento, lo que ocasiona la formación de cristales, haciendo que sea una gran fuente de diversos minerales como el cuarzo y la fluorita. Estos cristales son muy apreciados a nivel mundial, siendo considerados como unos de los mejores del mundo y muy solicitados por museos y coleccionistas.

El pasado minero de la montaña se hace evidente con las antiguas minas que estaban en Mont Blanc, pues en la vertiente italiana existían dos minas de blenda y galena que ya están abandonadas, al igual que la mina del glaciar de Miage.

En la Punta Helbronner, que está a 3.462 metros de altura en la montaña, se puede visitar un pequeño museo de minerales en el cual destacan distintas variedades de cuarzo, oro, adularia, calcita, dolomita, hematita, siderita y galena.

 

Turismo activo en el Mont Blanc

Una de las montañas más atractivas turísticamente hablando es sin duda el Mont Blanc, especialmente en su lado francés, que atrae a miles de turistas cada año y especialmente a los deportistas que desean hacer esquí, snowboarding o escalada allí.

El desarrollo de transporte, funiculares y calefacción en los hoteles permitió que el turismo de nieve se iniciara poco a poco con bastante éxito, transformando mucho los pueblos aledaños a esta montaña.

Aunque hacer escalada en el Mont Blanc atrae a muchas personas, esto siempre se debe hacer con cuidado y con un guía acreditado, ya que las pendientes son muy empinadas y la presencia constante de hielo hace que las caídas sean muy frecuentes.

Mont Blanc 2

 

Tráfico y transporte en el Mont Blanc

Debido a la gran afluencia de personas que va cada año a la montaña del Mont Blanc, y para permitir un tráfico fluido entre Francia e Italia, podemos encontrar un túnel y un teleférico que facilitan el transporte en esta famosa montaña.

El túnel se encuentra debajo del Mont Blanc y tiene 11,6 kilómetros de longitud, uniendo las ciudades de Courmayer y Chamonix-Mont-Blanc. La construcción fue hecha entre ambos países y es una de las mejores vías de transporte de montaña que existen.

El teleférico permite, además, que las ciudades nombradas anteriormente se unan en menos de una hora y es uno de los teleféricos más grandes del mundo. ¿Lo sabías?





Más montañas