La siguiente montaña que vamos a conocer, y uno de los volcanes aún activos de Latinoamérica, es el Popocatépetl, ubicado en México. La actividad del Popocatépetl es muy impredecible, por lo que las autoridades no recomiendan subir sus colinas, ¡ y es que podría entrar en erupción en cualquier momento!

Pero si tienes curiosidad por conocer este monte y famoso volcán del Popocatépetl sigue leyendo toda la información que encontrarás a continuación, porque aunque no podamos escalar esta montaña, sí que podemos conocerla en profundidad.

 

Características generales del Popocatépetl

El Popocatépetl es un volcán que se encuentra en el centro de México, en los límites de los estados de Morelos, Puebla y el mismo estado de México, a 72 kilómetros de Ciudad de México, la capital.

Tiene una altitud de 5.500 metros sobre el nivel del mar y es un volcán de tipo “estratovolcán”. Sus coordenadas son 19°01’20’’N y 98°37’40’’O, y es el segundo volcán más alto de México, solo sobrepasado por el volcán Citlaltépetl.

La forma del volcán es cónica simétrica y se une en la parte norte con el cerro Iztaccíhuatl por medio de una montaña llamada Paso de Cortes. Hubo una época en la cual la cumbre del volcán Popocatépetl tenía glaciares, pero debido a las constantes erupciones que ha sufrido, dichos glaciares fueron desapareciendo.

En el año 1993 el volcán Popocatépetl empezó a presentar un aumento en sus emisiones de gases y vapor, lo que ocasionó que el 21 de diciembre de 1994 el volcán comenzara una serie de erupciones y explosiones que dieron lugar a una gran nube densa de ceniza y a un fuerte periodo eruptivo que se mantiene en la actualidad.

MONTE POPOCATÉPETL foto 1

 

Historia del volcán Popocatépetl

El nombre “Popocatépetl” proviene de la lengua náhuatl y se compone del término Popoca, que significa “que humea” y por Tepetl, que significa montaña, por lo que juntos dan el significado de “montaña que humea”, debido a esa actividad constante que presenta el volcán desde épocas prehispánicas y hasta nuestros días.

Estudios paleomagnéticos indican que el volcán tiene una edad de alrededor de 730.000 años. Podemos decir también que el diámetro de su base es de 25 kilómetros y que su cima posee un corte de cono elíptico, con una orientación noreste-suroeste.

Este volcán mexicano siempre ha estado activo, como has podido leer, aunque lo cierto es que tuvo un periodo de reposo durante una gran parte del siglo XX, hasta que su actividad empezó a aumentar en 1993. De hecho, desde el año 1354, el volcán ha registrado alrededor de 18 erupciones, lo que ha hecho que se convierta en uno de los volcanes más activos de México y de Latinoamérica.

Aun así es una montaña que se ha escalado, y la primera ascensión que se hizo al Popocatépetl tuvo lugar en 1519 por una expedición española liderada por Diego de Ordás. Eso sí, actualmente esto no se puede hacer ya, a no ser que se otorgue un permiso especial para hacerlo.

MONTE POPOCATÉPETL foto 2

 

La constante actividad del Popocatépetl

Desde el año 1994, cuando comenzó la actividad volcánica que ha durado hasta hoy, el acceso al público al Popocatépetl quedó cerrado y se hace una monitorización constante del volcán para poder alertar convenientemente a la población de cualquier actividad peligrosa que pudiera haber.

Pero es particularmente desde el año 2012 cuando el volcán ha presentado una actividad más constante, observándose episodios de explosiones, arrojamiento de fragmentos incandescentes, eventos vulcano tectónicos, trenes de exhalaciones y tremor. ¿Has visto qué palabras más raras?

Las erupciones del Popocatépetl suelen ser precedidas por actividades sísmicas, ya que México es una zona donde tienen lugar terremotos frecuentemente, especialmente en Ciudad de México. De hecho, en los últimos años han ocurrido fuertes terremotos en la capital mayores de 7 grados en la escala de Richter (este nivel de la escala significa que el terremoto es muy fuerte porque el tope es el 10) que provocaron una actividad mayor del volcán, expulsando grandes fumarolas de ceniza y de agua que alcanzaron hasta los 700 metros de altura.

Y es por esta razón por la que el volcán Popocatépetl es el más monitoreado del mundo, porque es también uno de los más peligrosos como hemos visto. Por eso, y a pesar de que haya días en los que se muestre en relativa calma, por dentro el Popocatépetl sigue activo y puede entrar en erupción en cualquier momento sin aviso alguno.





Más montañas