Panamá se encuentra entre América del Sur y América Central. Está ubicado en el llamado “Istmo Panamá”, que es la franja que une este país con el continente americano.

Debido a su condición de territorio de tránsito, Panamá se convirtió desde la antigüedad en el punto de encuentro de muchos países que se daban cita para comerciar con diferentes tipos de bienes. En este sentido, con el tiempo surgiría la necesidad de crear el Canal de Panamá (lo que sucedería en 1999), que fue una de las construcciones más complejas de toda la historia de América y una parte muy importante del desarrollo de su economía mundial, pues facilita el tránsito entre el Océano Pacífico y el Atlántico, lo que ha influido positivamente en el comercio. La presencia del canal de Panamá permite ofrecer a este país, en consecuencia, una gran plataforma de servicios marítimos, comerciales y financieros.

 

Fronteras

El país de Panamá limita al norte con el Mar Caribe, al este con Colombia, al sur con el Océano Pacífico y al oeste con el país de Costa Rica. La población ronda los 4.000.000 de habitantes y el idioma oficial de Panamá es el español, aunque también se reconocen otras lenguas de algunas comunidades indígenas.

Panamá tiene una superficie de 75.517 kilómetros cuadrados y es la única ruta terrestre que comunica con las dos Américas. Desde el punto de vista político y territorial, Panamá está conformado por once provincias y seis comarcas indígenas desde el año 2020, es el cuarto lugar en crecimiento de América Latina y el tercer lugar de los países latinoamericanos más competitivos. A su vez, es el país con el mayor crecimiento de la región.

 

Capital

¿Cuál es la capital de Panamá? La capital de Panamá es la ciudad de Panamá, una urbe muy moderna y cosmopolita que mira hacia el Océano Pacífico, con unos 430.299 habitantes en la zona centro de la ciudad y unos 2.011.780 en total.

mapa de Panamá

 

Relieve

El relieve de Panamá presenta tierras bajas y altas, constituyendo las segundas un 30% del total del territorio (que están formadas por rocas volcánicas) y las primeras el otro 70% restante.

Una de las elevaciones más importantes es la del Volcán Barú, así como otras formaciones como la Cordillera Central, el Arco Oriental del sur o el Arco Oriental del Norte.

 

Clima

El clima de Panamá es tropical lluvioso y con dos estaciones definidas: una seca, que va desde diciembre hasta abril, y una lluviosa que va del mes de mayo hasta el mes de diciembre. El calor y la humedad están presentes durante todo el año en Panamá, lo que obliga a sus habitantes al uso de sistemas de aire acondicionado. Igualmente, en los sitios públicos como las tiendas, las oficinas públicas o los centros comerciales, también existen sistemas integrales de aire acondicionado, pues de lo contrario la vida sería muy difícil.

Panamá tiene una temperatura promedio de 27 °C en la mayoría de las regiones, con ciertas variaciones debido a factores de altitud y a la importancia del mar y de su relieve. En las cotas bajas predomina el clima tropical lluvioso y la temperatura puede estar entre los 27 °C y los 30 °C. En las tierras altas, y a medida que se gana altitud, el clima es templado-lluvioso con temperaturas que van desde los 22 °C hasta los 15 °C.

Por su parte, en la ciudad de Panamá, la capital, el clima es tropical lluvioso (de tipo monzónico), por lo que es caluroso y húmedo durante todo el año. En la época lluviosa las precipitaciones son abundantes y prolongadas junto a tormentas eléctricas, al contrario que en la época seca, que es la más corta y la que va de diciembre a abril.

 

Fauna

En cuanto a la fauna de Panamá, se pueden encontrar numerosas especies como los monos, los pumas, los jaguares, los osos hormigueros, los cerdos silvestres o los conejos, así como diferentes tipos de aves como los guacamayos, los loros, las garzas, las águilas o las gallinetas, entre otras.

 

Flora

Al ser el país más meridional de la región, Panamá es sede de uno de los ecosistemas más diversos, con una flora también muy variada y algunas especies endémicas. Panamá posee grandes bosques con especies de árboles muy apreciados por su madera, entre los que se encuentran el roble, el cerezo, el alcornoque o el cedro, entre otros. También podemos encontrar algunos otros ejemplares muy valiosos para la gastronomía, como la zarzaparrilla, la cañafístula, el jengibre, la vainilla, el palmacristi o el tamarindo, y algunos textiles como la pita, el mangle o la majagua.

¡Y muchas flores de diversos tipos! Siendo las más comunes las acacias, la ponciana roja y el jacarandá púrpura, o la más exótica la orquídea, donde destaca la subespecie de la Flor del Espíritu Santo.





Más países