Portugal es un país ubicado en la parte suroeste de Europa, específicamente en la denominada Península Ibérica, aunque también posee los archipiélagos de Madeira y Azores. Su nombre procede de tiempos de los romanos, de “Portus Cale”, y son muchas las culturas que han coexistido en este territorio, siendo otras de ellas la de los celtas, los cartaginenses, los griegos, los visigodos o los musulmanes, aunque serían los celtas los que poblasen Portugal de manera originaria.  Alfonso Enríques “El conquistador” (ya en el siglo XII), sería el primer rey de Portugal, en una época (finalizada la reconquista de los territorios ocupados tras la invasión musulmana) en la que Portugal destacaría por su capacidad de navegación y conquista de diferentes territorios.

Hoy en día Portugal es una república con una democracia parlamentaria, y forma parte de la Unión Europea como importante potencia mundial. Su clima y situación económica y política, hacen que sea uno de los países más visitados y con una gran calidad de vida. Un lugar idílico, sin duda, lleno de cultura y belleza, con más de 10 millones de habitantes y el portugués como idioma oficial. Pero, ¿conoces alguna otra cosa de este maravilloso y cosmopolita país europeo?

 

Fronteras

Portugal posee un territorio con una extensión de 92.212 km², que limita al norte y al este con España, y al oeste y al sur con el mar, concretamente el del Océano Atlántico, sin olvidarnos del archipiélago de las Azores y de la isla de Madeira, que también forman parte de su territorio.

 

Capital

¿Cuál es la capital de Portugal? La capital de Portugal es la ciudad de Lisboa, fundada en el año 1143 d. C. Lisboa es la ciudad más grande e importante de Portugal, y posee una extensión de 2.921,90 km². Está ubicada en el área en la cual desemboca el río Tajo conformando un municipio del mismo nombre.

Lisboa se conecta de una ribera a otra del río Tajo por medio de dos puentes: el 25 de abril y el Vasco da Gama. Además, es uno de los principales puertos europeos y un gran centro turístico gracias también a un excelente sistema de autopistas, trenes y a sus transportes fluviales o a sus idílicos tranvías amarillos, muy del estilo de los de San Francisco.

En la capital de Portugal, Lisboa, existen lugares históricos maravillosos a los que acuden muchos visitantes. Algunos de ellos son: el Castillo de San Jorge, construido en el siglo V d.C., el Barrio de Alfama, caracterizado por su aspecto pintoresco, la Plaza del Rossio, el elevador de Santa Justa, la Catedral de Lisboa, en la cual se mezclan de manera ecléctica los estilos gótico, barroco y románico, el Mirador de Santa Lucía, los Jardines de Torel, Pink Street, una zona repleta de cafés cuya calzada posee un vibrante color rosa, o el mercado gastronómico de Lisboa, “Time out Market”.

mapa de Portugal

 

Relieve

El terreno de Portugal es de tipo montañoso al norte del río Tajo, con llanuras sinuosas al sur. El punto más alto de Portugal es “Montaña del Pico” en las Azores, con 2.351 metros de altura, y el punto más bajo es su terreno de costa, en el Océano Atlántico. A nivel peninsular, el punto más alto se sitúa en la llamada Sierra de la Estrella, que es una extensión del Sistema Central de España, el país vecino.

 

Clima

El clima de Portugal es generalmente templado, con inviernos moderados y veranos suaves. En la parte norte del país la temperatura es más fresca y se presenta un nivel alto de lluvias. En la zona sur, por el contrario, los veranos son cálidos y se presentan pocas precipitaciones. En los territorios insulares, como la isla de Madeira, el clima es mediterráneo, templado y regular durante todo el año, al contrario que en el archipiélago de las Azores, que presenta un alto índice de lluvia con temperaturas templadas también.

Durante la primavera, los días son soleados de manera general en Portugal, con una temperatura máxima de unos 28 grados centígrados y una mínima de unos 16. Las temporadas de otoño e invierno, por su parte, se caracterizan por las lluvias, con temperaturas mínimas de 5 grados centígrados.

  

Fauna

En Portugal coexisten especies europeas, mediterráneas y de África del norte en cuanto a la fauna se refiere. Algunos mamíferos que se encuentran en el país son: venados, jabalíes, cabras montesas, lobos en zonas montañosas como la Sierra de la Estrella, linces, la liebre ibérica y el conejo o los zorros.

Algunas especies de aves destacadas son las águilas reales, las cigüeñas, los jilgueros, los priolos o los gorriones. En cuanto a los peces, se pueden encontrar salmones, bacalaos, truchas, sardinas, atunes y algunos mamíferos marinos, como los defines y los cachalotes.

 

Flora

Portugal es un país con una rica flora, con especies tropicales como los bananos, todo gracias a que en algunas zonas impera un clima cálido y con alta humedad. Aunque el árbol insignia en este país es el alcornoque, que se da en la zona sur del territorio, y que hace que Portugal sea un gran exportador de corcho. Pero también se pueden encontrar especies como: el pino piñonero, hierbas como el tomillo y el romero o el árbol del tilo. Entre las especies florales más destacadas se pueden mencionar los hibiscos, las orquídeas, las hortensias y las aves del paraíso.

En la región central se presenta una vegetación de bosques con especies xerófilas y existen sotobosques con helechos, lentiscos y aladiernos, mientras que en la zona atlántica existen árboles de avellanos y abedules y en las áreas marítimas existe una vegetación atlántica.

Las áreas montañosas, por su parte, poseen una flora en la que predominan diferentes variedades de robles, con bosques llenos de avellanos, brezos y zarzas, entre otros. Otra especie muy común son los pinos, sobre todo, en la región montañosa de los litorales.

 





Más países