El planeta Plutón es el último del Sistema Solar por encontrarse a mayor distancia del Sol, y por su minúsculo tamaño se ha cuestionado mucho su reconocimiento como un planeta, siendo admitido en los últimos años como un “exoplaneta” en realidad, o lo que es lo mismo, como un planeta enano. A pesar de eso, es un astro que se encuentra de igual forma en el sistema en el que habitamos, y es importante conocer todas sus características.

 

Características de Plutón

 

Plutón se encuentra en el cinturón de Kuiper, que es un área donde circulan objetos helados en el borde de nuestro Sistema Solar. Además, se encuentra inclinado en su propio eje unos 50°, lo que ocasiona que su órbita sea la más elíptica del Sistema Solar. Su diámetro es de 2.345 km, lo que al compararlo con la Tierra equivale a 0,1 veces esta.

Posee también en el espacio un acompañante casi de la mitad de su tamaño llamado Caronte y, al comprobar el tamaño de este, se supo que esta pareja representa el planeta con la luna más grande de todo el Sistema Solar.

Descubierto en el año 1930, desde entonces se ha debatido mucho sobre sus particularidades y sobre su condición de planeta o no, hasta acordarse finalmente que no se trata de un planeta como tal, sino de un exoplaneta.

 

Movimientos

 

El planeta Plutón posee un periodo de traslación de 248 años terrestres, estando el Sol en el centro de esta elíptica y más cercano a uno de los lados de la misma. Esto posee el nombre de órbita excéntrica, de tal forma que se cruza con la órbita del planeta Neptuno.

Por su parte, el movimiento de rotación es de 6 días terrestres y, en relación a su tamaño, podemos mencionar que el diámetro de Plutón es de 2.300 km, lo que equivale a un 18% del diámetro que posee la Tierra.

 

Constitución

 

El planeta Plutón está constituido por una mezcla de rocas y hielo con metano congelado en su superficie. El núcleo es de los mismos materiales, por ello es considerado un enano helado. En lo que respecta a su atmósfera, podemos mencionar que esta se encuentra compuesta esencialmente de nitrógeno, metano y monóxido de carbono. Esto le otorga un color en su mayoría marrón, debido al metano superficial energizado por la luz ultravioleta proveniente del Sol.

En este sentido, y como ya hemos mencionado, la órbita elíptica de Plutón se encuentra de manera dispareja en lo que respecta a la distancia al Sol, lo que ocasiona que en el lado donde el Sol se encuentra más cerca al planeta se derritan parte de los materiales, formándose la atmósfera solo bajo esta condición.

Esto quiere decir que la presencia de la atmósfera se encuentra condicionada por la cercanía al Sol de la órbita elíptica de Plutón, y dicha condición es una de las razones por las que se ha presumido durante mucho tiempo su condición de planeta.

 

¿Planeta o plutoide?

Es interesante observar que Plutón, de acuerdo con la comunidad astronómica, no entra en las características que debe tener un planeta según los últimos estudios publicados en el año 2006, por lo que se le ha reconocido a partir de entonces como a un “planeta enano”.

En concordancia con esto, y tras posteriores estudios, se denominaron “plutoides” los cuerpos de forma esférica que circulan alrededor del Sol más allá del planeta Neptuno. Por su tamaño, falta de satélites y atmósfera, además, se ha quedado bajo esta característica, aunque la comunidad científica aún delibera y seguirá debatiendo sobre este tema y este curioso exoplaneta, llamado así recientemente por considerarse que se encuentra casi fuera de nuestro Sistema Solar.

Plutón planetoide





Más expresiones