Cuando una persona sufre un accidente o ingresa en un hospital por cualquier problema de salud, las primeras atenciones son proporcionadas con prontitud por un enfermero o enfermera, ofreciendo los cuidados inmediatos mientras que el paciente recibe la atención definitiva por parte de un médico.

Como verás, resulta evidente comprender cómo la figura del enfermero ha sido valiosa desde la antigüedad a lo largo de la historia de la humanidad, y es que desde siempre el ser humano ha necesitado de la asistencia de personas capacitadas en el área de la salud, capaces de brindar los cuidados adecuados en momentos de enfermedad o accidentes.

Pero conozcamos ahora un poco más acerca de esta gran y noble profesión, y aprendamos a valorar su participación en la sociedad como pilares fundamentales que son del área de la salud.

 

Qué es la enfermería

 

A veces sigue existiendo la errónea idea de que la enfermería es una profesión para mujeres, pero lo cierto es que hoy en día vemos enfermeros y enfermeras a partes iguales, pues es una profesión a la que generalmente se acude por vocación y que brinda enormes satisfacciones a cualquier persona que la ejerza.

La enfermería es una bonita y admirable disciplina del área de la salud y muy importante, pues a menudo el trabajo del enfermero precede incluso al del médico, aliviando la carga de estos.  A pesar de encontrarse solapada en ocasiones por otras carreras, la labor que desempeñan los profesionales de la enfermería es sumamente importante para el manejo de cualquier centro de salud, siendo fundamental también para el funcionamiento de la salud pública y privada.

 

Qué hace un enfermero

 

Pero, ¿qué hace un enfermero/a? Ser enfermero o enfermera implica la asistencia y el cuidado integral de los individuos que padecen de distintas condiciones de salud y que necesitan la atención de personal capacitado en este campo de la medicina.

Son múltiples las tareas que desempeñan los enfermeros, desde asistir a los profesionales de otras ramas de la salud o la prevención de enfermedades, hasta la observación, estabilización y cuidado de los pacientes, incluso de individuos en estado crítico y terminal, haciendo labores de acompañamiento hasta el último momento. Por consiguiente, a grandes rasgos, las principales funciones de un enfermero o enfermera son:

  • Examinar y registrar la información del paciente, previa al chequeo médico.
  • Asistencia a los pacientes de tipo ambulatoria u hospitalaria.
  • Vigilancia y monitoreo de los signos vitales de vida de un enfermo.
  • Administración de tratamientos vía oral o intravenosa.
  • Asistencia a la hora de realizar exámenes y procedimientos médicos.
  • Prevención de enfermedades por medio de programas de salud.
  • Llevar registros de las historias clínicas de cada paciente.
  • Administrar inyecciones puntuales o de la cartilla de vacunanción.
  • Curación de heridas y cambio de vendajes en accidentes y enfermedades.
  • Manipular y supervisar los equipos médicos con cuidado para su correcto uso.

 

enfermeros

 

Qué habilidades debe tener un enfermero

 

Pero para poder desarrollar todas esas funciones, es recomendable que un profesional de la enfermería tenga las siguientes habilidades para el buen desempeño de su trabajo: 

  • Vocación y espíritu de servicio. Es recomendable que los enfermeros/as tengan pasión y amor por su trabajo, ya que es muy sacrificado. Un espíritu de servicio que implicará, en ocasiones, anteponer el bien común sobre el propio o hacer el bien sin pedir nada a cambio. 
  • Buena comunicación. Para mantener una relación buena y armoniosa con los pacientes, un buen enfermero debe ser amable y empático, tener tacto y la capacidad de tratar a cada persona que necesite su ayuda adecuadamente.
  • Paciente y tolerante. Este tipo de trabajo representa un constante movimiento. Cada día hay nuevas situaciones que se deben enfrentar con mucha paciencia y tolerancia. Saber controlar las emociones y trabajar bajo presión es una de las mejores competencias que puede tener un enfermero para lidiar con el estrés y la angustia que genera el ambiente hospitalario.
  • Capacitado y eficiente. Tratar con personas es un tema delicado, sobre todo cuando se trata de su salud.  Por eso los enfermeros deben capacitarse adecuadamente para el manejo correcto de los instrumentos a utilizar.  La eficiencia se logra con el sentido de cooperación, con la capacidad de trabajar en equipo y la responsabilidad.  Además es fundamental contar con el conocimiento de los procedimientos y tratamientos ya conocidos, así como con los más novedosos.

 

Famosos enfermeros de la historia

 

  • Florence Nightingale. La conocida como “madre de la enfermería moderna”, se ganó este título especialmente por su compromiso y participación durante la Guerra de Crimea y por sus grandes aportes en este campo. Hoy en día es reconocida como una de las pioneras en Reino Unido y en el mundo de la enfermería contemporánea.
  • Clara Barton. Merecedora del reconocimiento de ser “El Ángel del Campo de Batalla”, la americana Clara Barton fue una de las primeras enfermeras de su país que se dedicó al apoyo humanitario.
  • Elvira Dávila Ortiz. Gracias a sus investigaciones, Elvira Dávila Ortiz logró fundar el primer Banco de Sangre en Colombia. Cabe señalar también que tuvo que esmerarse para conseguir la aceptación de los colombianos sobre este método, pues no estaba aceptado.
  • Mary Seacole. Mary Seacole fue un ejemplo para muchos, debido a su gran actuación y asistencia en la época de la epidemia del cólera de 1850, que afectó notablemente a su país, Jamaica.




Más profesiones