Concepto:

¿Juntos o separados? He ahí el dilema.

‘Si no’ o ‘sino’ es un claro ejemplo de cuando hay dos términos que pueden ir separados o juntos, pero cuyos significados son completamente diferentes.

Veamos qué significa cada uno:

  • Si nosotros escribimos ‘sino’ es para corregir, para decir que ‘algo no es tal cosa, sino otra cosa’. Eso significa que debemos aclarar, corregir y contradecir lo que se diga anteriormente sobre algo.
  • En cambio, si se escribe ‘si no’ es para mencionar una negación en forma de condición, como cuando decimos ‘si no es así, no se hace’.

Algo que de hecho muy poca gente sabe es que ‘sino’ también puede llegar a ser un sustantivo, que significa ‘destino’ en relación a algo que vaya a pasar en nuestro propio futuro. Por ejemplo, cuando decimos ‘mi sino es la grandeza’, es lo mismo que cuando decimos ‘mi destino es la grandeza’. Ahora podemos hacer frases como ‘Mi sino no es sino un destino, si no logro esperar’.

Una técnica muy útil que te ayudará a diferenciarlos es la fuerza en la pronunciación de las palabras. Ninguna de ellas lleva acento, pero sí se puede distinguir una fuerza mayor en cada parte.

  • ‘Si no’ posee una fuerza igual en ambas sílabas, cosa que no ocurre en ninguna otra palabra del idioma.
  • Por otra parte, en ‘sino’ hay más fuerza en la ‘o’ de ‘no’, por lo que al pronunciarse se debe hacer teniendo esto en cuenta.

Es por esto que en el idioma son importantes las pausas al hablar, ya que si hablamos muy rápido o muy lento, puede parecer que estamos confundiendo los términos. Podemos practicar en cualquier lugar (incluso en voz baja para nosotros mismos) dando pequeños discursos para mejorar la dicción. Cuando hagamos esto, ya habremos aprendido bastante sobre pronunciación.

Estos ejercicios más adelante nos pueden servir en charlas, pruebas orales, exposiciones, congresos y más, ayudándonos a expresarnos mejor para el público, y todo por haber aprendido tan solo la diferencia entre ‘sino’ y ‘si no’.

 

Ejemplo:

Veamos a continuación algunos ejemplos que nos ayudarán más a entender estas palabras.

Para decir ‘sino’ en oraciones:

  • No planeaba gritarte, sino captar tu atención.
  • La idea no era hacerlo en azul, sino en rojo.
  • No era así, sino así.

Muchas veces se utilizan estas palabras en una negativa, es decir, cuando decimos ‘no’ al inicio, y después de una coma.

Para decir ‘si no’ sería:

  • Este parque sería muy divertido si no fuera por el ruido tan fuerte de los coches.
  • Si no es divertido, no me interesa.
  • Si no te sale bien inténtalo de nuevo.

 

Un consejo muy práctico que te ayudará en ocasiones a poder resumir o acortar oraciones, sería que en medio del ‘si no’ hubiera otras palabras, como por ejemplo:

  • Si él no hubiera ido, habría fallado (que se puede reemplazar por ‘Si no hubiera ido, habría suspendido’).
  • Si tú no quieres ir, no vayas (“si no quieres ir no vayas).
  • Si los que están levantados no se quieren sentar, no irán al viaje (“si no se quieren sentar no irán al viaje”).

En la última oración se muestra mejor que hay una frase entera en medio del ‘si’ y del ‘no’. Suprimiéndola (es decir, quitándola) todavía tendría sentido la oración, solo que no sería tan específica. También el ‘si no’ puede ser en realidad el reemplazo de ‘en caso contrario’ o en ‘si es que no’.

Ahora preguntémonos, ¿qué hubiera pasado si no hubiéramos aprendido esta lección? Pues no es que fuera algo malo, sino que aprender cosas nuevas siempre es una gran ventaja.