Concepto:

En nuestro idioma (y en muchos otros) hay sonidos que se parecen, hasta el punto de que son idénticos en el habla, como por ejemplo ocurre en los casos de ‘se’ o ‘si’ con ‘ce’ y ‘ci’ o ‘ze’ y ‘zi’ especialmente en países de Latinoamérica o zonas de Andalucía aquí en España o Canarias. No significa que no haya notables diferencias, sino que según el dialecto concreto o el acento que impere en una determinada localidad, puede haber confusiones y diferenciar unas letras de otras solo escuchando puede hacerse difícil.

Pero hay otros casos que pueden sucedernos a todos, como por ejemplo con la ‘ll’ y la ‘y’, que tienen sonidos idénticos. Es difícil saber cuándo se debe escribir de una forma u otra, y en el caso de ‘yendo’ y ‘llendo’, puede haber también malinterpretaciones. Por suerte, solo hay una respuesta correcta.

La respuesta correcta es ‘yendo’, puesto que con esto hacemos referencia al verbo ‘ir’ en su gerundio (que son palabras que terminan en ‘-ando’ o en ‘-endo’). Mientras que ‘llendo’ en realidad no existe.

Hay algunas palabras cuyas dos versiones sí son igualmente válidas –como ‘haya’ o ‘halla’–, pero en este caso que tratamos aquí de “yendo” hay solo una respuesta correcta. El ejemplo anterior posee las connotaciones de los verbos ‘haber’ y ‘hallar’ (encontrar), y ambos son válidos dependiendo de lo que se esté hablando en la conversación.

Aunque no lo parezca, hay gente que incluso piensa que se dice ‘iendo’, pues el sonido es curiosamente similar –si no me crees, trata de decirlo rápido, hay una diferencia, sí, pero leve–, pero no, una palabra cuando comienza por un sonido de ‘i’ y le sigue una vocal, se debe escribir con una ‘y’ o ‘Ll’ como en los ejemplos siguientes:

  • Yegua.
  • Llave.
  • Yogur.
  • Llavero.
  • Lluvia.
  • Llano.

Si cambias estas palabras por ‘iuvia’, por ejemplo, sonará como el sonido de ‘lluvia’, pero estará mal y no tendrá tanta fuerza, por lo que debemos decir siempre las cosas como corresponde y así habrá las menos confusiones posibles. Recuerda, además, que cada sonido en nuestra dicción importa. Alguna gente piensa que es ‘iendo’ porque al ser del verbo ‘ir’ se debería colocar esa vocal al inicio, pero como aprendimos, esto se cambia por una ‘y’ o ‘ll’.

 

Ejemplo:

Los ejemplos son muy fáciles, pues como ya dijimos solo la forma ‘yendo’ es la correcta, por lo que podemos usarla en las siguientes frases:

  • Yo estoy yendo para clase.
  • Se está yendo el agua.
  • Me sigo yendo por la izquierda.
  • Voy yendo por el buen camino.
  • Él y yo vamos yendo para la facultad.
  • Puede que no sea yendo por este lado.

 

Como ves, ninguno de estos casos utiliza ‘llendo’, y mucho menos ‘iendo’.

También podríamos decir ‘¿Hay algún truco para poder diferenciar estos dos sonidos al pronunciar las palabras?’ Y la verdad… es que no, no lo hay. Hemos aprendido en varias ocasiones que hay trucos para recordar cuándo debe haber acentos, cuándo se deben separar sílabas, cuándo algo está bien escrito o no…, pero lo cierto es que de haber algún truco para este caso, el mejor y más simple es el de la memorización. ¡Nunca olvides que “llendo” no existe!

Puede sonar complicado, pero hay veces que la solución más sencilla es la más tediosa y, sin embargo, otras en las que la práctica es muy sencilla, como en este caso, que puede ser tan cómoda como coger un diccionario y revisar. Leer cosas variadas también puede ayudar para saber cómo se escriben las palabras de todos los días. Con solo leer esto y sin saberlo ya estamos aprendiendo algo, así que… ¿por qué parar ahora?