Concepto:

Las palabras agudas, graves y esdrújulas son términos que debemos aprender desde pequeños, porque no ayudarán a escribir y pronunciar mejor las palabras. ¿Sabes a qué nos referimos?

Las palabras esdrújulas son aquellas que tienen su acento o mayor fuerza de voz tres sílabas antes del final (es decir, antes de la que va antes de la última). Las graves o ‘llanas’ son las que tienen su acento o mayor fuerza de voz en la penúltima sílaba (antes de la última), y las que tienen su mayor fuerza en la última son las que se conocen como ‘agudas’.

Las palabras agudas pueden tener o no acento, y sin saberlo, muchas de las palabras que usamos día a día son agudas. Si separamos en sílabas la palabra ‘musical’, ¿en dónde exactamente crees que tiene su mayor fuerza de voz? La palabra no tiene acento, pero podemos deducir fácilmente que es en la última sílaba:

  • Mu-
  • Si-
  • Cal.

Intenta colocar un acento en cada sílaba de la palabra y verás que la que suena mejor es la forma correcta. A veces es por el hecho de haber escuchado una palabra anteriormente, con lo que podemos saber cómo se pronuncia. Eso nos demuestra también la importancia de saber pronunciar y escribir cada palabra, para que no podamos confundir a otros y, ¿quién sabe? Puede que incluso lleguemos a enseñarles uno o dos términos nuevos.

Un pequeño truco para entender mejor las palabras agudas es que su acento se debe colocar cuando la palabra termina con una vocal, con ‘n’ o con ‘s’ (ejemplo de esto: café, verás, ratón, hurón…). Claro, que también existen pocas excepciones a esta regla, como por ejemplo: Raúl, maíz, raíz y baúl.

También te preguntarás, ¿y qué hay de las palabras que solo tienen una sola sílaba, como ‘qué’, ‘pez’, ‘tez’, ‘don’, ‘fin’, ‘tres’? Pues lo cierto es que ellas también son agudas, pues la única sílaba cuenta como última, y aunque tengan o no acento permanecen de esa manera.

Las palabras agudas son muy usadas en la música y la poesía, al terminar con la última sílaba de la última palabra, porque en las oraciones son muy útiles para hacer rimas y combinaciones. Puedes intentarlo leyendo la letra de alguna canción que te guste y comprobar si esto es verdad. Y si no, puedes crear tu propia canción solo con palabras agudas.

 

Ejemplo:

¿Entendemos ahora lo que son las palabras agudas? ¡Pues ahora te daremos 100 ejemplos para que tengas una mejor idea!

Veamos las palabras agudas con acento (muchas de ellas pueden ser gentilicios o países):

  • Portugués.
  • Irlandés.
  • Japonés.
  • Alemán.
  • Escocés.
  • Paquistaní.
  • Marroquí.
  • Perú.
  • Panamá.
  • Japón.
  • París.

También pueden ser animales:

  • Colibrí.
  • Tiburón.
  • Camarón.
  • Salmón.
  • Alacrán.
  • Avispón.
  • Ciempiés.
  • Gavilán.

¡Nombres de personas también!:

  • José.
  • Jesús.
  • Orión.
  • Rocío.
  • Andrés.
  • Salomón.
  • Julián.

Otras palabras pueden ser:

  • Caminará.
  • Bebé.
  • Alegró.
  • Acordeón.
  • Trombón.
  • Corazón.
  • Timón.
  • Población.
  • Raíz.
  • León.
  • Portón.
  • Guión.
  • Maní.
  • Unión.
  • Avión.

Consejo: todas las palabras que terminen en ‘-cion’ o ‘-sion’, o que simplemente terminen en ‘-ion’, llevan acento, SIEMPRE, como en: comunión, sesión, religión, comprensión, nutrición, admisión, adicción, administración, multiplicación.

Y ahora, para ver palabras agudas que NO llevan acento, he aquí algunas:

  • Abarcar.
  • Agobiar.
  • Corcel.
  • Calor.
  • Acoplar.
  • Jaguar.
  • Mental.
  • Ingenuidad.
  • Ganar.
  • Amar.
  • Emprendedor.
  • Atril.
  • Dental.
  • Doblez.
  • Natural.
  • Maizal.
  • Hotel.
  • Juventud.
  • Nacional.
  • Final.
  • Capital.
  • Borrador.
  • Bedel.
  • Decir.
  • Conferir.
  • Cañaveral.
  • Billar.
  • Latitud.
  • Poner.
  • Color.
  • Animal.
  • Reloj.
  • Capataz.
  • Cereal.
  • Lugar.

Muchas de estas palabras son verbos. Cuando vemos un verbo en su forma más simple, casi siempre su pronunciación es aguda.