Concepto:

¿Por qué ‘por qué’ no es ‘porque’ sino ‘por qué’? El porqué es porque sí.

¡Cielos, qué enredo! Pero no, la diferencia de los ‘porqués’ es algo bastante común y si no las sabes no te preocupes, no eres el único, hay un momento para todo en la vida y este es el momento para aprender cómo usarlos correctamente.

Verás, todas estas formas del por qué son válidas. En primer lugar, lo único que hay que saber es que se utilizan en situaciones muy específicas y que debemos tener en cuenta cuáles son. Una vez las sepamos daremos algunos ejemplos para que se haga más fácil, ¿de acuerdo?

Bueno, veamos entonces los conceptos de cada una de las formas del ‘porqué’:

  • Decimos ‘porque’ cuando damos una causa de algo, ¿a qué nos referimos? A cuando algo es algo ‘porque sí’. Un ejemplo: ‘Está feliz porque le hacen cosquillas’. Es decir la razón de algo.
  • Decimos ‘porqué’ como si fuera algo que queremos saber, es un sustantivo, por lo tanto es un ‘algo’, solo que no sabemos a ciencia cierta lo que es, o a veces sí sabemos y es la razón, motivo o causa de algo. ‘No entiendo el porqué de ser tan malo’.
  • Cuando decimos ‘por qué’ es generalmente en una pregunta, y sirve de forma interrogativa tal como ‘qué’, ‘cuándo’, ‘quién’, ‘dónde’ o ‘cómo’. Podemos decir ‘¿Por qué hiciste eso?’
  • Finalmente, el ‘por que’ es una forma que se puede reemplazar ‘por el cual’, caracterizado por el verbo que le sigue. Un ejemplo sería ‘él molesta por que fastidia a otros en la fiesta’.

Esto puede ser un poco extraño, pero créeme que cuando lo aprendas será tan fácil como el 1, 2, 3. La forma más fácil de aprender es el ‘por qué’, puesto que cada vez que se utilice en una pregunta debe ir acentuado. Pero, ¿sabías que también se puede usar sin que sea una pregunta?

Y es sencillo, porque reemplaza la forma ‘por cuál’. Podemos decir, ‘Ya sé por cuál sabor de helado decidirme’ o reemplazarlo por ‘Ya sé por qué sabor de helado decidirme’.

Recordemos también las pronunciaciones de cada una de las formas y que en ningún momento la ‘o’ estará acentuada, solo la ‘e’. Si practicamos esto en voz alta se nos hará mucho más fácil.

 

Ejemplo:

Veamos entonces los respectivos ejemplos para cada una de estas formas:

Para el ‘Porque’:

  • Tengo un malestar en el pie porque se me metió una piedrita.
  • Si digo que sí, es porque sí.
  • Porque me habían dicho que lo hiciera.

Para ‘porqué’:

  • No sé el porqué del apagón general.
  • Hay muchos qué y ningún porqué.
  • Llueven los porqués por todas partes.

Truquillo: este es el único modo que se puede colocar en plural, ya que se trata como un sustantivo ¡Que no se te olvide!

Para ‘Por qué’:

  • ¿Por qué ya no hay más galletas en el jarrón?
  • Si es así, ¿por qué no me lo dijiste?
  • Ella aún no sabe por qué método decidirse.

Y por último, para ‘por que’:

  • Él se esmera por que siga la diversión.
  • Es algo por que se mantiene a flote.
  • Me preocupo por que no haya problemas.

Los ‘porqués’ son de las palabras con las que la gente más tiene confusión, pero aprendiendo un poco a ti no se te hará nada difícil y podrás escribirlo todo sin error alguno cuando se te antoje, ayudando a los demás también a que te entiendan mejor en general, ¿por qué? ¡Pues porque sí!