El río Mackenzie se constituye como la segunda cuenca fluvial más grande de América del Norte, ocupando básicamente el territorio canadiense, y se considera el décimo segundo río más largo del mundo, aportando gran parte de sus aguas al Océano Glacial Ártico a través del delta que forma en el mar de Beaufrort, entre Alaska y el Yukón.

El río Mackenzie es un reservorio natural donde habitan múltiples especies animales, entre las que podemos mencionar el águila calva, la grulla blanca o el halcón peregrino. Además, representa un medio de transporte fluvial importante entre los meses de mayo y octubre, y es usado para trasladar alimentos y mercancías a todo el territorio de Canadá central. Pero veamos más datos, a continuación, con mayor detenimiento.

 

Características principales del río Mackenzie

 

Origen y recorrido del Mackenzie

El río Mackenzie tiene una dirección de recorrido desde la zona sur de Canadá hacia el norte, desembocando en el mar de Beaufort, en el Océano Ártico. Posee 1.783 kilómetros de largo, con una superficie de 1.805.200 kilómetros cuadrados de cuenca fluvial, y en esta se incluyen el Gran Lago del Esclavo (donde ocurre su nacimiento) y el lago Williston.

En cuanto a su longitud, el río Mackenzie es alimentado por los afluentes Liard, de 1.115 kilómetros de longitud, el río Peel con 684 y el río Arctic Red de 499 kilómetros. A su vez, estos alimentan el caudal principal drenando unos 10.700 metros cúbicos por segundo de agua, cantidad que aporta el río Mackenzie a por lo menos 20 lagos presentes en la cuenca.

El río Mackenzie, además, fluye en dirección sureste encargándose de regar la región de las llanuras bajas y bosques que están al norte de la Columbia Británica, así como el norte de la región de Alberta. Sus aguas iniciales pasan por lo que se conoce como el escudo canadiense, que al ser erosionado, arrastra los sedimentos continentales hasta su desembocadura en el Ártico.

 

río mackenzie mapa

 

Otras características del río Mackenzie

 

Fauna y flora del río Mackenzie

Los paisajes que caracterizan la cuenca del río Mackenzie son de bosques de coníferas boreales, que por las condiciones climáticas están escasamente poblados por los humanos, lo que ha permitido la conservación de los espectaculares paisajes naturales que rodean sus riberas.

También es observable que la fauna silvestre se desarrolla de manera tranquila, siendo los lobos, los pumas, los alces y los renos las especies de mamíferos más destacables. Por su parte, el paisaje se modela de acuerdo con la época del año, habiendo crecidas en el verano por el deshielo y reduciéndose el cauce del río en el invierno.

Todos los paisajes del río se ofrecen en paquetes turísticos para el disfrute de los visitantes que lo deseen, lo que no es de extrañar, pues es un reservorio de aves migratorias fascinantes, entre las que se encuentran el cisne de la tundra y de brant o el ganso de nieve, entre otras especies. A su vez, el estuario que se produce en su delta, es usado por las ballenas para sus alumbramientos. ¿No es increíble?

 

río Mackenzie foto 2

 

Ciudades y actividades

Las ciudades que se han desarrollado en el área, aprovechando las condiciones hidráulicas del río, son las de Ford Morman y Ford Providence, las cuales se han transformado en portuarias, como también las poblaciones turísticas de Aklavik e Inuvik, ideales para el hospedaje y las actividades al aire libre, como el senderismo de los bosques árticos.

 

Importancia del río Mackenzie

El río Mackenzie es un río navegable durante cinco meses al año, momento en el que se aprovecha su cauce para trasladar los suministros hacia las zonas más centrales de Canadá. Sin embargo, los meses en que el lecho del río se encuentra congelado, se utiliza cono un camino transportable, conocido como “vía de hielo”.

Este sendero de hielo es sumamente importante, porque permite que el transporte sea más rápido y efectivo debido a su efecto de arrastre, y también porque aporta el 11% del drenaje total del agua que llega al Océano Ártico.

 

río Mackenzie foto 1





Más ríos