Alimentos de origen animal

niño comiendo carne

Todos los alimentos vienen de algún sitio: puede ser de la tierra, de los árboles… o incluso de los animales. Dichos alimentos pueden ser producidos por los animales o consistir en el consumo del propio animal mediante un proceso de preparación. Sin embargo, existen ciertas características de los animales que permiten o no su consumo directo o indirecto, por lo que no todos los animales pueden ser consumidos.

A los seres que consumen carne se les llama ‘carnívoros’, y los humanos pertenecemos por naturaleza a ese grupo, aunque hoy en día existen muchas personas que deciden no comer carne por voluntad propia o también por intolerancias.

Los alimentos de origen animal pueden ser muy beneficiosos para las personas, ya que son una fuente de carbohidratos, vitaminas y proteínas y ofrecen vitamina A, Vitamina B2, vitamina B12, vitamina D, hierro, zinc, potasio y calcio, ayudando así a completar una dieta equilibrada junto a otros alimentos como los cereales, las frutas y las verduras.

ALIMENTOS DERIVADOS DE ANIMALES

Los alimentos derivados de los animales son aquellos que los propios animales producen y pueden ser consumidos por los humanos. Hay que entender que muchos de estos alimentos no pueden ser consumidos directamente, pues primero han de pasar por varios procesos hasta llegar a nuestra mesa.

 

  • Leche: la leche y sus diferentes presentaciones pueden venir de diferentes animales como las vacas o las cabras.
  • Huevos: este alimento rico en proteínas es producido por distintos tipos de aves, aunque el más popular es el huevo de gallina.
  • Queso: es un derivado de la leche, se hace con gérmenes y existen docenas de tipos diferentes.
  • Yogur: también proviene de la leche y tiene diferentes preparaciones. Entre sus formas de consumo más habituales se encuentran las bebidas o postres de yogur con fruta.
  • Miel: se trata de un producto producido por las abejas que sirve como endulzante para las comidas y que tiene la gran propiedad de no estropearse.

TIPOS DE CONSUMO DE CARNES

Ciertos animales también son habitualmente preparados para consumo usual, aunque no todos los animales tienen la posibilidad de ser preparados para dicho consumo, por lo que te mostramos a continuación los diferentes tipos de carnes para consumir:

 

  • Carnes. Pueden ser de reptiles, de anfibios, de mamíferos o de aves, y tienen dos clasificaciones:
    • Rojas: son las carnes vacunas (vacas), ovinas (ovejas), algunos tipos de carne porcina (cerdos) y carnes de caza (ciervo, jabalí, pichón…), entre otras.
    • Blancas: son las carnes procedentes de aves como el pollo, el pato o el pavo, así como la carne de conejo o gran parte de la carne de cerdo, que en la actualidad se considera también muchas veces de carne blanca.
  • Embutidos: son capas o sobras de varias partes de los animales, por lo general de los cerdos. Entre los embutidos más comunes están el salchichón, el chorizo, el pavo y el jamón york o jamón serrano.
  • Pescados y mariscos: son los animales marinos que se pueden preparar de distintas maneras para su consumo (langostinos, cangrejos, salmón, atún, lubina, merluza…y un gran etcétera). Los pescados a su vez se dividen en pescados azules (ricos en grasas omega 3, muy beneficiosas para la salud) y pescados blancos, algo más ligeros aunque también riquísimos

Existen muchos países alrededor del mundo que consumen animales de todo tipo. Por ejemplo, en Francia suelen comer ancas de rana o caracoles. En México consumen todo tipo de insectos en ferias, y en los países del Caribe es normal para algunas personas consumir caimanes o hasta serpientes.

La carne es rica en proteínas, por lo que es buena para la salud siempre que se controlen las cantidades y se reduzca al mínimo el consumo de carnes rojas, que son las que más grasas perjudiciales tienen. Por eso siempre hay que tener cuidado o cierta precaución a la hora de consumir alimentos de origen animal, sobre todo también a la hora de su cocinado y adecuada conservación.

Por ejemplo, ¿sabías que no puedes tomar leche recién ordeñada de la vaca? Primero se tiene que hervir y pasar por procesos de conservación para que sea apta para el consumo humano, lo mismo que ocurre con la carne y el pescado. Si se consume carne cruda, en mal estado o que no se supo cocinar adecuadamente o en unas condiciones perfectas de salubridad, tendremos más probabilidades de enfermarnos por virus, bacterias o contaminantes químicos.

PON EN PRÁCTICA LO APRENDIDO

Vamos a poner en práctica lo que aprendimos:

  1. Lee el texto anterior e identifica los alimentos de origen animal que ingeriste esta semana de acuerdo a su tipo, es decir, que tipo de pescado comiste, carne, lácteos,…
  2. Realiza la siguiente actividad sobre los alimentos de origen animal sin fallar:

Volver