Metonimia

¿QUÉ ES LA METONIMIA?

que es la metonimiaPuede que ‘metonimia’ suene como una palabra un tanto extraña, pero suena mejor que su otro nombre: ‘transnominación’, la cual a veces es complicado lograr entender, pero que en nuestro día a día la usamos bastante y no nos damos cuenta.

¿De qué se trata? Pues la metonimia es una figura literaria que consiste en suprimir (es decir, omitir, o dejar de decir) ciertas palabras para acortar las oraciones, pero dejando claro el mensaje principal sin alterarlo de ningún modo. Su uso es mayormente coloquial, es decir, va dependiendo de la región donde se viva.

Muchas personas puede que no entiendan cuándo se utiliza una metonimia, por eso depende en su mayoría de los conocimientos que tengan los demás. Por ejemplo, cuando decimos que nos tomaremos un vaso de zumo, podemos simplemente decir ‘me tomaré un vaso’, porque las personas ya entienden que vas a la zona de tu casa en la que se encuentra el zumo o los refrescos, o porque tal vez ya lo estuvieras bebiendo antes.

La metonimia es a veces dejar de decir cosas que pueden ser un poco obvias, y que si las quitas de la oración todavía tiene sentido para los demás. Aunque también hay otros casos donde se reemplaza una palabra por otra que puede llegar a significar lo mismo –aunque esa palabra no tenga nada que ver–. Por ejemplo, en algunos sitios la gente dice que ‘tiene gusa’ para decir que tiene hambre, reemplazando el término por otro que los demás conocen. Por eso la metonimia depende mucho de la zona en la que se viva, para que las personas de alrededor entiendan también lo que se quiere decir.

En la publicidad la metonimia es muy usada, reemplazando lo que es el producto por el nombre del producto, pues no hace falta explicar de nuevo lo que es porque ya se entiende. Digamos que si se trata de vender un detergente, por ejemplo Ariel, al anunciarlo no sería necesario decir “usa el nuevo detergente Ariel”, ya que valdría con decir “usa el nuevo Ariel”, al ya conocer todo el mundo que se trata de una marca concreta de detergente.

Y es que algunas marcas se vuelven tan populares que pueden llegar a utilizarse como referencias en oraciones. Como cuando alguien dice que va a pagar “con visa’ y se entiende que va a pagar con tarjeta de crédito o alguien dice que quiere “pan bimbo” refiriéndose al pan de molde y no a la marca en particular.

EJEMPLOS DE METONIMIA

Podemos encontrar algunos ejemplos de metonimia en las siguientes oraciones:

  • “Eres la luz de mi casa” (es una forma de decir que la presencia de la otra persona es bien agradecida y amada en un hogar).
  • “Estaba leyendo a Poe”, para alguien que sabe de literatura sabrá que se hace mención al popular escritor de terror Edgar Allan Poe, por lo que la frase se acorta y no es necesario tener que decir “Estaba leyendo un libro de Edgar Allan Poe” (¿viste todo lo que se acorta la oración?).
  • “Eres la base de este equipo” es una forma de referirse a cuando alguien es el miembro más importante o aquel que logra destacar en un grupo, en este caso, un equipo.
  • Al elogiar a algunas personas usando aquello en lo que son buenos como margen de referencia, como cuando decimos algo como, “Vanesa es el mejor hilo de España”, lo que quiere decir que ella es la mejor costurera del país, o decir que “Antonio es el mejor lápiz” que significa que es el mejor dibujante.