Uso de mayúsculas

¿CUANDO DEBEMOS USAR MAYÚSCULAS?

En Algunas Ocasiones Encontramos Letras Más Grandes Que Las Que Normalmente Usamos Al Escribir, Y Esos Tamaños También Son De Mucha Utilidad Al Momento De Comunicarnos… ¡Aprendamos Sobre Las Siempre Útiles Mayúsculas!

¿notaste algo extraño en el párrafo anterior? ¿sí? pues es normal, porque lo cierto es que todas las letras que se supone que deben ir en minúscula están en mayúsculas, lo mismo que sucede exactamente en este párrafo pero justo al revés, es decir, que aquí no encontramos las letras mayúsculas donde se supone que deberían estar, y ¿por qué es esto? ¿cuándo debemos usar cada cuál?

Las letras mayúsculas se usan en casos muy específicos, muchas veces para darle una mayor coherencia y –digamos– elegancia a la forma de escribir, o para referirnos a nombres propios, etc. Aprendamos entonces, a continuación, los casos en los que utilizamos mayúsculas.

Nombres propios

La forma más común de uso de mayúsculas se da en los nombres propios, es decir, los nombres de personas o lugares, empresas o algo personal. Por ejemplo, si decimos los nombres de las personas de nuestra familia, deben estar escritos en mayúscula (y cualquier otro nombre de persona). Julio, Carlota, Paula, Mauro, Ricardo, Marta, Lorena…, todos los que quieras imaginar van con la inicial en mayúscula. ¡Y también el tuyo!

Si tu perrito se llama Thor o Pipo, la inicial de su nombre también debe ir en mayúscula porque es su nombre propio. Pero las especies animales o de flores (por ejemplo, si decimos: perro, jirafa, gato, elefante, vaca, salamandra, castor, orquídea, girasol, rosa…) no deben llevar dicha inicial en mayúscula porque es el nombre de la especie, es decir, que no es un nombre tan único y personal como si la vaca se llama “Paca”. Es como si al referirnos a nosotros mismos dijésemos soy un ‘Humano’, en lugar de me llamo Roberto y soy un humano y no un castor.

Los nombres de lugares, ya sean países, parques, provincias, estados, tiendas, continentes o demás, (como por ejemplo Nueva York, España, Antártida, Asia, Europa, Madrid, Paris, Trujillo…) sí deben ir en mayúscula porque también son nombres propios. Que no te dé miedo nunca escribir una mayúscula en un nombre en medio de la oración, como cuando decimos “Yo estaba viajando a Alemania con mi amigo Luis y su perro Coco”. ¡Es así como hay que hacerlo!

Después de un punto

Después de un punto, ya sea un punto y aparte o un punto y seguido, la primera letra que se usa en la primera palabra debe ser mayúscula, sin importar qué tipo de palabra sea. Esto se utiliza… ¿Has visto? Acabamos de hacerlo después de un punto y seguido y casi no te das cuenta. También hemos iniciado mayúscula después de los puntos suspensivos, pero esto solo será así si la siguiente frase rompe el hilo narrativo anterior. Si el enunciado no se ha cerrado tras los puntos suspensivos la siguiente palabra debe escribirse con minúscula.

También debes tener en cuenta a las letras mayúsculas después de los llamados signos de exclamación (¡!) o de interrogación (¿?), pues por lo general también se ha de colocar tras ellos la primera palabra en mayúscula.

Siglas

Las siglas son el conjunto de las primeras letras de una oración o nombre largo que sirve para abreviar. Como cuando decimos ONU en vez de ‘Organización de las Naciones Unidas’ y hacer así la oración más corta.

Hay algunas palabras con siglas muy largas, y es por eso que se vuelven una palabra general con muchas letras, por lo que solo se dejaría la primera en mayúscula, o en algunos casos se intercalarían, como en la popular empresa Federal Express, cuyo nombre solemos ver siempre representado como ‘FedEx’.

Al iniciar una oración

Al escribir siempre arrancamos los párrafos y oraciones con letras mayúsculas, pues no solo es estéticamente más agradable sino que también es lo correcto. Puedes abrir cualquier libro que tengas y siempre verás que todos los párrafos comienzan con una mayúscula.