Sabemos que la Navidad es un periodo que coincide con vacaciones escolares, y por ese motivo precisamente los niños más pequeños están acostumbrados a celebrar la primera parte de las fiestas en el aula pero no la otra mitad. Esto quiere decir que es habitual que se trabajen christmas, que se ponga el Belén y el árbol…pero no que se hagan actividades en torno al Año Nuevo, y puede ser también una idea muy productiva para que puedan ir comprendiendo en qué consiste y qué supone para las personas la Nochevieja.

Por eso queremos proponer esta actividad, ideal para trabajar al aire libre o en un espacio amplio, recomendada especialmente para niños de infantil o primeros niveles de primaria. Se trata de un juego que permitirá también desarrollar habilidades, tanto mentales como físicas, además de una excelente forma de entretenimiento y de conocer la Navidad y algunas de las tradiciones que tiene asociadas, como la de celebrar el Año Nuevo. También puede ser muy buena idea como entretenimiento familiar durante las vacaciones antes de la llegada del fin de año.

juego año nuevo

Materiales que necesitaremos

  • Globos y números para marcarlos.
  • Saquitos con uvas sin semillas.
  • Cuerda.
  • Música naviedña.

 

Descripción de la actividad

Reparte todos los globos numerados por la zona de juego. A ser posible incorpora una cuerda a cada uno y haz que queden suspendidos en el aire. Numera los globos del 1 al 12 (número máximo de campanadas).

A medida que los alumnos vayan llegando, haz que suene música navideña con ritmo y que todos los niños comiencen a saltar por la sala (puedes probar con cualquier otra acción, lo importante es que haya movimiento al son de la música y que los niños se muevan libremente por el espacio o zona de juego). Cuando la música se detenga, los niños deberán coger el globo que más cerca tengan (habrá globos para todos menos para uno, como en el juego de la silla). Puedes dejar los números introducidos dentro de los globos antes de inflarlos para que el juego tenga más emoción. Según el número que salga, los estudiantes deberán tomarse el número de uvas correspondientes (puedes hacerlo con chuches o con una simple cuenta atrás). También puedes hacer que los niños den tantos saltos como número haya salido: “7 – 6 – 5 – 4 – 3 – 2 – 1 -… Entonces, todos deberán gritar a coro: ¡FELIZ AÑO NUEVO! Cuando la música comience a reproducirse nuevamente, los alumnos comenzarán a viajar a través del espacio general de nuevo usando el movimiento locomotor que el maestro especifique, sin tocar nunca los globos hasta que la música termine.

Después puedes seguir haciendo rondas hasta terminar con los doce globos. Una vez hecho esto, prueba a hacer un corro para que los niños comenten qué les gustaría que les sucediera en el año nuevo. Tanto la cuenta regresiva, como las uvas o el pedir deseos, son tradiciones asociadas con el cambio de año. Recuerda que estas tradiciones pueden cambiar según el país, así que introduce las variaciones que creas convenientes.

Prueba a introducir otras variaciones si lo deseas, como que los estudiantes elijan las diferentes partes del cuerpo que desean usar (codo, cabeza, rodilla, hombro, muñeca…), por ejemplo. Prueba la actividad de otra manera también, si lo prefieres, haciendo por ejemplo que los niños practiquen pases de antebrazo o pases aéreos, habilidades muy útiles para la materia de Educación Física. También puede ser interesante crear patrones: es decir, cabeza – hombro – mano; cabeza – hombro – mano. O, pase de antebrazo – pase de antebrazo – pase de arriba – captura; pase de antebrazo – paso de antebrazo – pase de arriba – captura.

Esta actividad puede ser válida para trabajar cualquier fecha importante, simplemente ajustando la parte final correspondiente en este caso a la toma de las 12 uvas típica de España o la cuenta regresiva propia de otras zonas como Estados Unidos.

¡Haz que tus alumnos conozcan todas las festividades y celebraciones importantes de forma divertida y original y que se pongan metas con la llegada del año nuevo!

juego-año-nuevo-niños