¿Sabías que los personajes de los hombres de las cavernas que vemos en los cuentos y en la televisión se basan en los primeros humanos que vivieron hace miles de años? Pues sí, y hablamos de los neandertales.

Dentro de la clasificación de los seres vivos, nuestra especie es la de los Homo Sapiens Sapiens, una especie que ha tenido cientos de miles de años de evolución y que se compone de varias subespecies, como fue la del hombre de neandertal (homo neanderthalensis u homo sapiens neanderthalensis).

El hombre de neandertal fue una especie muy primitiva del humano moderno que vivió en Europa y Asia. Aunque similar a nosotros, el hombre de neandertal poseía diferencias corporales notorias, como su cuerpo más robusto y pesado, lo peludo que era o su cabeza, que era un poco más grande y con un cerebro también de mayor tamaño. También eran musculosos, con brazos y piernas cortos, con narices muy gruesas y sin barbilla.

Algunos científicos se han dedicado a investigarlos en profundidad y han descubierto que, si bien no se comunicaban exactamente igual que nosotros, al menos sí emitían sonidos entendibles y articulados, como palabras en su propio idioma salvaje. También fueron ellos los que dieron las primeras muestras de inteligencia, como por ejemplo con el uso de medicinas rurales. Ellos solían mascar o frotar ciertas plantas, flores o cortezas que les aliviaban el dolor cuando recibían daños o les dolía alguna parte de su cuerpo.

Los neandertales eran una de las especies dominantes, pero aun así su población no fue tan extensa, llegando a duras penas a unos 7.000 miembros en Europa. Estaban bien adaptados a los climas fríos, mostrando comportamientos tan inteligentes como el de cubrir sus cuerpos para el duro clima y para mantener el calor. Los neandertales llamaron hogar a la mayor parte de Europa y parte de Asia hace unos 250.000-120.000 años y hasta hace otros 35.000-30.000 años. Debes saber que en una parte de la época en la que los neandertales vivieron, también hubo otros tipos de humanos (como tú y como yo) que vivían en la Tierra y que convivieron con los neandertales durante miles de años: nos referimos al llamado Hombre de Cromañón.

mamuts

 

Forma de vida y alimentación de los neandertales

A pesar de su inteligencia, que no se puede comparar con la actual, el hombre de neandertal solía manejar mejor los exteriores, con un buen dominio del fuego (a pesar de que le costara mucho producirlo); además, algunos de sus sentidos eran mejor que los de los humanos de hoy en día, como el olfato. También tenía una dieta variada, la cual los investigadores han tratado de analizar en profundidad. En un principio se creía que se alimentaba de carne de caballos, rinocerontes y mamuts, aunque más adelante se supo que solían comer fundamentalmente presas más pequeñas, como conejos, moluscos, pájaros o incluso tortugas.

Otro de los aspectos más importantes de su dieta eran las frutas y las verduras, pues eran más fáciles de conseguir, aunque no era muy habitual que ellos mismos las produjeran. En realidad, casi el 80% de su dieta consistía exclusivamente en frutas y verduras. Esta dieta tan variada demuestra que tuvieron cierto criterio e inteligencia en el momento de seleccionar lo que iban a comer.

¿Sabías que al menos un 2% de nuestros genes son de los neandertales? Si no lo sabías no pasa nada, porque siempre es buen momento para aprender algo nuevo, por lo que a continuación te dejamos otros datos sorprendentes sobre el tema.

 

Curiosidades del hombre de Neandertal

  • El nombre de los neandertales proviene del Valle de Neander en Alemania, lugar donde los científicos descubrieron por primera vez un esqueleto que identificaron como neandertal en 1856.
  • Cuando vivían los neandertales la Tierra se encontraba en la Edad del Hielo, una época en la que las temperaturas eran muy frías y el hielo cubría la mayor parte del planeta. Por eso sus cuerpos eran tan pesados ​​y compactos, lo que les ayudó a sobrevivir en el clima frío manteniendo el calor de su cuerpo.
  • Los neandertales fabricaron muchas herramientas, algunas complejas, y les sirvieron para convertirse en unos expertos cazadores.
  • Aunque no se sabe con seguridad, se cree que la extinción del hombre de neandertal ocurrió debido al Homo Sapiens Sapiens, y más en concreto a cuestiones de territorio y de búsqueda de recursos.
  • Otros creen que la causa de su extinción real fueron las erupciones volcánicas o que finalmente el hombre de cromañón se adaptó mejor al clima.
  • Se discute la posibilidad de que el neandertal tuviera capacidades artísticas y, de ser así, serían las primeras manifestaciones de pensamiento simbólico dentro de la especie.
  • ¿Sabías que es a los neandertales a los que se les llama concretamente “cavernícolas” u “hombres de las cavernas? Pues se debe simplemente a que vivían en cuevas para poder protegerse del inmenso frío que hacía como consecuencia de la glaciación, y allí usaban ya el fuego para calentarse y alimentarse.




Más contenidos