A veces, el sentido de la negación, puede confundir enormemente a la hora de analizar y comprender una oración por parte de los más pequeños. En el idioma español, además, tiende a utilizarse el doble sentido y la realización de oraciones negativas en sentido positivo, lo que puede crear confusión en los más pequeños, puesto que aún no tienen demasiado desarrollado el sentido de la gramática y del lenguaje. Por ejemplo, si decimos “en un sofá hay que estar sentado” no queremos decir lo mismo que al decir “no se salta en el sofá”.

Para evitar confusiones en los niños, es preciso trabajar en la escuela ampliamente las oraciones negativas, su forma y su construcción, para que aprendan a utilizarlas y a diferenciarlas de otro tipo de construcciones oracionales. Por su complejidad, hemos creído que pueden seros de utilidad las siguientes fichas, en las cuales el niño o niña en cuestión, deberá completar la frase que se plantea según las imágenes de cada ficha.

Descarga gratuitamente estas fichas de comprensión de frases negativas y ayúdate de materiales bonitos y sencillos para aplicar en el aula.