Llamamos “creciente fértil” a una zona situada en el hoy conocido como Oriente Medio y bañada por los ríos Tigris y Éufrates, donde la tierra era muy fértil y había mucha agua, lo que permitía el trabajo agrícola y el riego con facilidad. Al ser esta tierra tan rica se cree que fue allí donde las poblaciones del Neolítico se fueron asentando y formando las primeras civilizaciones, siendo la primera Mesopotamia, motivo por el que recibe a menudo el nombre de “cuna de la civilización”. De hecho, el propio término de “Mesopotamia” significa entre ríos, dando ya claros indicios de lo importante que fue aquel lugar en los primeros momentos de la historia (recordemos que es aquí donde se va produciendo el paso de la prehistoria a la historia como tal).

Esos primeros hombres del creciente fértil, que ya habían abandonado el nomadismo, se fueron asentando primero en pequeños pueblos y después en ciudades (llamadas ciudades-estado), con el aumento de la población. Entre tanto, fueron especializándose en el cultivo y el regadío de la tierra, en la siembra, y así fue como pudieron ir creciendo. Cuando ya habían crecido lo suficiente esos pueblos pasaron a ser ciudades, y se inventó la escritura (utilizaban dibujos para representar palabras sobre tablillas de arcilla) y se crearon gobiernos para que cada territorio pudiese funcionar mejor.

La primera civilización del creciente fértil (a la cual se atribuye la escritura) fue la de los sumerios, a los que sucederían los acadios, los babilonios, los asirios y los persas.

lenguaje escrito

 

Los sumerios y el inicio de la Historia

Con la aparición del pueblo sumerio las cosas cambiarían mucho. Conforme se iban haciendo los pueblos cada vez más grandes y surgían las ciudades, los hombres iban descubriendo nuevos trabajos y formas de vida que no eran solamente los atribuidos a la caza y la recolección del Neolítico: aparecieron los comerciantes, los artesanos, los escribas, los sacerdotes, soldados…y la población iba poco a poco dividiéndose en clases sociales.

Con el tiempo, en la cima de aquella sociedad se situarían el rey y los sacerdotes; a continuación se encontraban las personas adineradas, que solían ser los escribas y otros administradores; después se encontraba la clase media que la conformaban comerciantes, artesanos y funcionarios de la ciudad-estado; la clase baja la formaban los agricultores y demás trabajadores, siendo los últimos de la pirámide los esclavos.

 

Curiosidades sobre Mesopotamia y el creciente fértil

  • ¿Sabías que, además de la escritura, al pueblo sumerio se le atribuye la invención de la rueda?
  • Al pueblo babilonio, por su parte, se le atribuye el primer código de leyes creado por el rey Hammurabi (Código de Hammurabi), considerado hasta ahora como el texto escrito de leyes más antiguo del mundo.
  • Los antiguos mesopotámicos eran muy religiosos, por lo que construyeron en el centro de todas las ciudades importantes templos llamados “zigurats”. Algunas de las ciudades más importantes fueron Ur, Babilonia, Uruk o Nippur.
  • Puedes saber dónde se encontraba la antigua Mesopotamia consultando un mapa y buscando los países de Irak y zonas de Siria, Irán y Turquía.
  • Los mesopotámicos construyeron sus ciudades con un material muy sencillo y humilde, el adobe (que eran arcilla y arena, modelada como ladrillos, que se secaba al sol), y ese es uno de los motivos por los que no se conservaron.
  • ¿Sabías que los sumerios ya utilizaban las matemáticas? Y muchísimo antes de que naciese Pitágoras… ¡Nada menos que en el 2.700 a. C.!




Más contenidos