Concepto:

Hay muchas cosas que debemos entender sobre los idiomas y es que, al igual que animales y humanos evolucionan, y esas evoluciones por lo general vienen siendo dadas por autoridades muy importantes en el área. En nuestro idioma la RAE (o ‘Real Academia Española’) es la encargada de dirigir estos casos. Es aquí cuando entra la palabra ‘solo’.

Anteriormente, cuando hablábamos y decíamos ‘solo’, había dos maneras: con o sin acento (‘solo’ y ‘sólo’), pero esto cambió con la edición de 2010 de la Real Academia Española, que concluyó que ahora ‘solo’ iría permanentemente sin tilde.

No obstante, muchos escritores y personas del mismo medio se quejaron (y aún están en desacuerdo) sobre esta nueva regla, ya que el acento distingue las dos formas en que se suele usar dicha palabra. Veamos cuáles son esas formas:

 

Como adjetivo:

El adjetivo ‘solo’ se usa cuando se está en soledad, sin compañía, cuando estás solo, solo, solito sin nadie. O cuando un sitio está ‘solo’, es decir, deshabitado.

 

Como adverbio:

Antes se usaba una coma para distinguir al adverbio, el cual daba a entender que se hacía únicamente una cosa en exclusiva. Como cuando decimos ‘sólo me voy a comer un pedazo de pizza’. Algo que te ayudará a distinguirlos es que este ‘sólo’ se puede reemplazar por un ‘solamente’. Si decimos ‘Solamente me voy a comer un pedazo de pizza’ está bien dicho, y se entiende igual o mejor incluso.

Sin embargo, seguirá existiendo una ligera confusión que ni siquiera el contexto de lo que se está escribiendo dará a entender cuál forma usar. Por ejemplo, si decimos:

  1. Irás solo a la escuela.
  2. Irás sólo a la escuela.

 

El primero (1) da a entender que la persona de quien  estamos hablando irá a la escuela sin compañía de nadie, única y exclusivamente esa persona. Mientras que el segundo (2) indica que solamente irá a la escuela, sin pasar por ningún otro lugar.

La RAE decidió cambiar esto porque por lo general algunos acentos se colocan en palabras homófonas para distinguir sus significados (por ejemplo: ‘de’ de transición, y ‘dé’ del verbo ‘dar’), pero esto se aplicaba solamente a las palabras que tuvieran una clara diferencia en su volumen de pronunciación. El caso es que ‘solo’, con o sin acento, se pronuncia igual, por lo que no debe ser acentuado y su significado radicará únicamente en el contexto de lo que se esté hablando.

Ejemplo:

Pero a todo esto… ¿Cómo es la forma correcta para escribirlo: ‘solo’ o ‘sólo’?

La respuesta es que es ‘solo’ (sin acento), y aunque mires en libros viejos y veas la palabra con acento, es porque eran libros escritos antes de la corrección de la RAE.

Igualmente, aprendamos a distinguir los ‘solos’ de hacer solo una cosa o de estar completamente en soledad. Si decimos ‘solo estaré durmiendo’, podemos entender que la persona dice que lo único que va a hacer es dormir, y en este caso la palabra se usa como adverbio. Mientras que si se dice ‘estar solo me da miedo’, se utiliza como adjetivo, ya que se muestra una característica, y es la soledad.

  • Solo no me digas qué hacer (Adverbio).
  • Que él esté solo es muy triste (Adjetivo).
  • No estás solo, tienes amigos (Adjetivo).
  • No solo eres bueno, también amable (Adverbio).

Ya has aprendido algo nuevo junto con una gran lección de la Real Academia Española. Aunque no lo parezca, hay gente que hace investigaciones en el habla y la escritura, y esta palabrita es la respuesta a un debate que, aunque no lo creas, ¡lleva siendo discutido desde hace 80 años!