Los patos son aves conocidas como “acuáticas”, debido a que casi siempre se encuentran cerca del agua, ya sea en forma de lagos, ríos o arroyos. Están relacionados con los gansos y cisnes, otras dos aves acuáticas. Los patos tienen unas patas palmeadas diseñadas para nadar, que actúan como remos. Por eso precisamente un pato se pasea, en lugar de caminar, debido a sus patas palmeadas. ¿Sabías que las patas del pato no pueden sentir frío ni siquiera nadando en agua helada? La razón de esto es que sus “pies” no tienen nervios ni vasos sanguíneos.

Otra cosa especial que tiene el pato son sus plumas a prueba de agua. Hay una glándula especial que produce aceite cerca de la cola del pato y que se extiende y cubre la capa externa de sus plumas, volviéndolo a prueba de agua. Debajo de ese abrigo impermeable hay plumas suaves y esponjosas que mantienen al pato caliente.

Aunque muchas personas piensan en el característico sonido de “graznido” cuando se trata de estos animales, no todos los patos graznan. Algunos patos emiten un chillido, y muchos patos machos en realidad se mantienen en silencio. Es decir, que los patos producen sonidos mucho más interesantes y variados que el graznido, con el que se les suele relacionar para identificarlos.

Un pato puede girar la cabeza completamente hacia atrás para “arreglarse” o limpiarse. Pusieron sus picos en las suaves plumas de sus alas, espalda y resto del cuerpo. Esto es algo que los patos hacen con bastante frecuencia, por lo que realmente les debe gustar ser animales limpios. Hubo un tiempo en que todos los patos se consideraban animales salvajes. Fueron domesticados por los chinos hace cientos de años.

Por lo general el pico de un pato es plano y bastante ancho, pero también viene en diferentes tamaños y formas únicas. La forma en que se forma un pico determinará qué tipo de comida come el pato y cómo lo busca. Los patos con picos anchos tamizan su comida, recogiendo insectos, caracoles y semillas de la tierra y el suelo fangoso. Los patos con picos más estrechos suelen tener bordes como cuchillas que les permiten agarrar peces del agua. Los patos marinos, que son excelentes buceadores, suelen tener este tipo de pico.

Los patos, hace muchísimo tiempo fueron animales salvajes, hasta que los chinos los domesticaron hará ya más de 1.000 años. Hoy en día todavía hay muchas razas diferentes de patos salvajes.

 

Qué comen los patos

Los patos, como las personas, disfrutan de una dieta variada. Para mantenerse saludables necesitan buscar diferentes tipos de alimentos, como plantas, semillas, caracoles, gusanos, insectos y, a veces, incluso peces pequeños. Desafortunadamente, cuando los patos son alimentados por las personas, por ejemplo en parques, acaban demasiado llenos como para buscar sus alimentos normales, por lo que no reúnen sus necesidades nutricionales. Si los patos no se alimentan bien, pueden terminar disponiendo de poca energía o motivación para su día a día o para enseñar a sus patitos qué comer de la naturaleza. Además, alimentos como los trozos de pan, aquellos que no son consumidos por los patos en el agua, terminan pudriéndose y agotando las reservas de oxígeno disponibles, lo que no es bueno para el medio ambiente ni para otra clase de organismos. ¡No lo olvides!

  

Dónde viven los patos

Podemos encontrar patos en pantanos, ríos, estanques, humedales, océanos…Y es que a los patos les gusta muchísimo el agua.

Podemos encontrar patos en casi todas las partes del mundo, excepto en aquellas que sean muy frías, como la Antártida, ¡porque no les gusta nada el frío a los patitos! Hay especies de patos que migran o necesitan alejarse largas distancias de sus hogares cada año para que puedan tener sus crías. La mayoría de las veces los patos elegirán áreas más cálidas para criar a sus crías. Se sabe que estos animales viajan a miles de kilómetros, lejos de sus hogares, para poder criar adecuadamente a sus bebés.

 

Otras curiosidades sobre los patos

  • Algunos patos, como el pato negro y el gadwall, no se zambullen para comer y se alimentan de plantas, semillas, hierba, pequeños insectos y animales que pueden encontrar en o debajo del agua.
  • Muchas personas asocian el color amarillo a todos los patos, sin importar qué edad tengan o de qué especie sean, ¡pero no todos los patos son amarillos!
  • El color amarillo en los patos suele asociarse más con las crías. Los patos adultos, por ejemplo, tienen muchas veces la cabeza verde, una banda en el cuello blanca y cuerpo grisáceo, y las hembras suelen ser más típicamente de color marrón, aunque existen patos de muchos y diferentes colores.
  • El color marrón de las hembras les permite camuflarse mucho mejor, lo que ayuda a proteger a las crías antes y después de nacer.
  • En la producción de huevos influye la luz del día. Cuanto más luz, más huevos ponen los patos.
  • Mamá pato mantiene a sus crías siempre juntitas, ya que es la forma más segura de que estén protegidas frente a los muchos depredadores que hay de patos, como es el caso de los mapaches, de las tortugas, de las serpientes o de los halcones.
  • Los patitos pueden volar a las 5 u 8 semanas, ya que sus plumas se desarrollan muy rápido.
  • Cuando los patitos jóvenes ya han aprendido a volar se reúnen con otros patos en lo que se llaman “bandadas”, normalmente en lagos, en pantanos o en el mar, y así migran juntos a sus nuevos hogares de invierno.
  • ¿Sabías que los patos machos coloridos suelen ser considerados más atractivos por los patos hembras?

 

como son los patos